Sociedad civil cubana envía mensajes afectuosos a Mara Tekach
Fuentes del Gobierno Federal confirmaron a ADN Cuba que la nominación de Tekach terminaba en septiembre y que regresaría al Departamento de Estado como coordinadora de Asuntos Cubanos
 

Reproduce este artículo

Diferentes actores de la sociedad civil cubana dedicaron emotivos mensajes a la encargada de Negocios de EEUU en Cuba, Mara Tekach, quien termina su misión diplomática en septiembre.

Uno de ellos fue el coordinador general de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), José Daniel Ferrer.

"La señora Mara Tekach sin dudas es una gran amiga del pueblo de Cuba. Durante los dos años que estuvo al frente de la embajada lo demostró. Siempre preocupada y solidaria con la sociedad civil independiente y con nuestros presos políticos", comentó el exprisionero político.

 

 

Por su parte, Marthadela Tamayo, desde el Comité Ciudadano por la Integración Racial, dijo que quería hacer extensivo un saludo a la encargada de Negocios y agradecerlo por su sororidad con las mujeres cubanas reprimidas por el régimen.

La periodista independiente Camila Acosta también conoció a Tekach durante su trabajo en La Habana y la considera "una persona muy humilde, muy atenta a toda nuestra situación, a cómo podía contribuir su país a la causa de la libertad de Cuba".

Por su parte, la ex profesora del ISDI, Omara Ruiz Urquiola, expresó que la diplomática norteamericana "ha jugado un papel meritorio en el nuevo relacionamiento de los Estados Unidos con Cuba y yo me refiero al pueblo de Cuba y su verdadero sentir. Ella ha hecho cimientos a un puente que está por construirse, pero son cimientos diferentes, cimientos desde la base de escuchar respetuosamente y tratar de entender las formas en que nosotros asumimos nuestra realidad, y tratamos de transformarla".

También el escritor y exprisionero político, Jorge Olivera se unió a los mensajes de despedida. "Quiero destacar su compromiso y solidaridad tanto con la oposición política como con los miembros de la sociedad civil que luchamos por una transición a la democracia", agregó.

El miércoles anterior, un empleado del Gobierno Federal, que prefirió que no se mencionara su nombre, confirmó a ADN Cuba que la nominación de Tekach terminaba en septiembre y que regresaría al Departamento de Estado como coordinadora de Asuntos Cubanos, cargo que actualmente ocupa el señor Timothy Zúñiga-Brown.

Este veterano ocupará entonces el puesto de Mara en La Habana.

Timothy Zúñiga-Brown fue el encargado de Negocios en la Embajada de los Estados Unidos en Nassau desde enero de 2009 hasta el 9 de septiembre de 2009, así como en Ecuador (julio de 2011 hasta abril de 2012). En agosto de 2015 se convirtió en Cónsul General y Oficial Principal en Monterrey, México.

Es originario de Nevada y diplomático de carrera del Departamento de Estado de EEUU, con más de 28 años de experiencia. Según se informa, bajo la nueva política de Donald Trump a Cuba después de la era de Barack Obama, Zúñiga-Brown fue la principal autoridad oficial en temas relacionados con la isla, en su rol de coordinador de la Oficina de Asuntos Cubanos del Departamento de Estado desde el otoño de 2018.

Zúñiga-Brown, era el funcionario de mayor rango del Departamento de Estado cuya cartera incluye solo a Cuba. Regularmente consultaba con el antiguo Director Principal de Asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional, Mauricio Claver-Carone, quien fue nominado recientemente para presidir el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Además, fuentes cercanas a este medio informaron que mantiene vínculos cercanos a grupos del exilio cubano en Miami. "Es un hombre que entiende muy bien al sistema comunista", según indican reportes.

Por su parte, Mara Tekach, estuvo como encargada de Negocios en La Habana desde el 2018 y durante este período criticó directamente al régimen en la isla, apoyó a activistas y opositores al gobierno cubano y denunció la falta de derechos humanos en el país.

Desde septiembre de 2017 la Embajada en La Habana funciona con un equipo reducido a partir de que el Departamento de Estado indicó la reducción de los empleados por una denuncia de "ataques sónicos" al régimen cubano.