Seguridad del Estado amenaza a periodista independiente en Santiago de Cuba

José Antonio López Piña reportó recientemente en ADN Cuba la situación de un cubano olvidado por el régimen en esa provincia
 

Reproduce este artículo

Fuerzas de la Seguridad del Estado rodearon la casa del reportero José Antonio López Piña a raíz de un reportaje publicado en ADN Cuba que, al parecer, despertó la ojeriza del régimen cubano en Santiago de Cuba, donde reside el periodista.

López Piña, quien trabaja para la agencia periodística independiente Palenque Visión, reportó el 25 de mayo que Ramón Martínez, un poblador del Cristo, municipio de esa provincia, llevaba 14 años esperando por una casa que le habían prometido y que nunca le construyeron.

Martínez contó al reportero que su antiguo hogar quedó en ruinas cuando intentaban construir muy cerca un Joven Club de Computación. Entonces le dijeron que iban a reponérsela, pero el tiempo pasó y nunca cumplieron la promesa.

Ramón, quien residía en Varadero, tuvo que regresar a su natal Santiago de Cuba para cuidar a sus padres ancianos que se quedaron solos. Estaban en su casa hasta que sucedió el lamentable incidente y tuvieron que separarse de nuevo.

“E ido al partido, no me dan respuesta. Pertenecí al Ministerio de la Construcción y pagaba el sindicato, pero el sindicato no atiende a nadie”, comentó en entrevista con ADN Cuba.

“Nunca han venido a ayudarme, a ver cómo está esto, y las paredes siguen derrumbándose. No sé qué hacer con mi vida. Pude hacer un cuarto que es donde estoy metido”, agregó.

Además, el hombre padece de psoriasis y cirrosiis hepática, pero no recibe ninguna chequera de asistencia social y tiene que sobrevivir con lo poco que pueden darle familiares y amigos.

Ahora las fuerzas represivas del régimen se personaron en la casa del reportero por dar cuentas de esta situación que el propio Ramón dijo era responsabilidad del gobierno, que nada había hecho por él.

López Piña acaba de enviar una comunicación a la redacción de ADN Cuba; asegura que representantes del gobierno y el Partido de la provincia llegaron hasta la casa de Ramón para evaluar sus condiciones de vida al mismo tiempo que la Seguridad y la Policía lo “visitaban” a él.

Según el reportero, el objetivo de este operativo es evitar que medios independientes sigan informando “sobre la miseria que padece el pueblo cubano”.