Alexis Valdés dedica poema a Rosita Fornés
El versátil artista cubano dedicó un hermoso poema a la recién fallecida vedette cubana Rosita Fornés, a quien Alexis calificó de “genial”
Alexis Valdés
 

Reproduce este artículo

El artista cubano Alexis Valdés compartió en su Instagram un poema dedicado a la vedette Rosita Fornés, recientemente fallecida en Miami a la edad de 97 años.

El versátil actor escribió que en este día “la más importante noticia para muchos de mi tierra es la pérdida de Rosita Fornés. Una artista genial, tanto que pareciera que hubieran creado la palabra vedette para ella”.

Alexis comentó que la había conocido en su niñez, cosa que ya había mencionado en alguna otra ocasión, que se la había presentado su padre en su apartamento de frente al Zoológico de La Habana.

“Fue un impacto tremendo. Ya subir a su pent-house era como tocar el cielo. Pero que te diera un beso, ella, que era la más grande, pero de manera indiscutible. Cuando se hablaba de grandes artistas se decía ¿Y esta? Muy buena. ¿Y está? Genial. ¿Y Rosita? Ah no, eso ya es otra cosa”, prosiguió el actor.

“Pues me dijo hola y me dio un beso, con esa ternura de ella, y yo pensé que en el acto me había convertido en una de las personas más importantes de Cuba. Eso era del nivel de viajar al extranjero. Bueno su apartamento era el extranjero más extranjero al que yo podía llegar entonces. Cuando hizo su último cumpleaños, le dediqué estos versos. Y estos besos que te debo Rosa”, concluyó Alexis para darle paso a su poema.

La poesía, titulada “La Diva de mi niñez”, habla de todas las grandezas de Rosita, la gran vedette cubana, la eterna.

“La que reinaba allá sola, en su Olimpo de vedet. La que vestía de doña y apellidaban “Estrella”. Y algunas le tenían roña, por ser talentosa y bella. La que permutó en pantalla. Y mostró ser gran actriz. La que tuvo las agallas, De sin “él” seguir feliz. La que al entrar en escena, recibía una ovación. La que decía un poema, al cantar una canción. La que siempre ha sido artista. La que un día conocí. La reina de la revista de la Cuba que perdí. A ese especial ser humano, que casi un siglo ha vivido y que ha gozado y sufrido este tiempo del cubano”, se lee.

Finalmente Alexis Valdés escribe que esperaba que en Cuba, se le brindaran todos los honores que ella merecía, aunque hubiese preferido terminar su vida en Miami.

“Espero que en nuestra tierra te despidan con los honores y amores que mereces”, dijo.