Reportero de ADN Cuba es liberado con una multa por "desorden público"
Duyanah fue detenido arbitrariamente ayer por manifestarse en La Habana para exigir la liberación del artista Luis Manuel Otero Alcántara, preso en Valle Grande y a la espera de juicio
Reportero de ADN es liberado con una multa por "desorden público"
 

El escritor y reportero de ADN Cuba, Abu Duyanah Tamayo fue liberado este martes tras todo un día de arresto, y agentes del régimen le impusieron una multa de 30 pesos en moneda nacional, por supuesto "desorden público".

Duyanah fue detenido arbitrariamente ayer por manifestarse en La Habana junto a las periodistas Iliana Hernández y Camila Acosta, y la ex profesora del ISDI, Omara Ruiz Urquiola, para exigir la liberación del artista Luis Manuel Otero Alcántara, preso en Valle Grande y a la espera de juicio.

El coordinador de Demóngeles fue llevado en un primer momento para la estación policial de Zapata y C y de allí lo llevaron para la estación de Marianao.

"Me amenazaron con que se va a poner feo para mí y para todo el mundo que apoye a Luis Manuel. Quieren hacer un ejemplo con Luis Manuel para atemorizar a los demás. Me hablaron muy mal, muy feo, con mucha violencia. Son conscientes de lo que está pasando y aún así van a seguir hacia adelante, por el mismo camino. Me amenazaron y trataron de intimidarle para que abandone a Luis Manuel. Es imposible que yo lo abandone porque me estaría abandonando a mí mismo", comentó nuestro colaborador.

 

Camila Acosta fue liberada desde ayer, pero también con una multa, de tres mil pesos cubanos (120 dólares), y bajo la amenaza de deportación a su ciudad natal, en la Isla de la Juventud.

Por su parte, la paciente de cáncer Omara Ruiz Urquiola fue soltada hoy, después de pasar la noche en un calabozo y con una multa de 200 pesos cubanos (8 dólares).

Otero Alcántara fue arrestado el domingo 1 de marzo luego de intentar participar en un evento convocado por la comunidad LGBTI, según denunció en redes sociales su novia, la curadora de arte, Claudia Genlui.

El artista sigue detenido en espera un juicio sumario por dos procesos penales, ultraje a los símbolos patrios y daños a la propiedad. El primero fue abierto en septiembre de 2019 tras utilizar la bandera cubana “como si fuera su piel” en varios performances. El segundo proceso es por presuntamente "golpear" un auto de la policía durante su último arresto en el que los agentes de la policía violentaron a su pareja y la tiraron al suelo en  plena vía pública. 

Muchos artistas e intelectuales cubanos, incluyendo algunos cercanos ideológicamente al régimen de La Habana, han exigido su liberación inmediata.

Cabe destacar que el señor que realizó un "acto de repudio" contra estas personas -como se observa en el video- no sufrió represión ni fue multado.