Reinicia paulatinamente el transporte en Santiago de Cuba
Con la implementación de la primera fase de recuperación, el transporte público en Santiago de Cuba reinicia sus operaciones de manera moderada
Reinicia paulatinamente el transporte en Santiago de Cuba

Los servicios de transportación pública en Santiago de Cuba reanudaron ya, de manera moderada, en Santiago de Cuba tras la implementación de la primera fase de la recuperación post pandémica.

Según información difundida por el Canal Caribe, las bases de ómnibus estatales han implementado restricciones que posibiliten controlar un posible rebrote del coronavirus en ese territorio del Oriente cubano.

Nelvis Candó Luis, Jefa de Operaciones base de ómnibus Vista Alegre dijo al espacio televisivo que: “Nosotros como base hemos adoptado la medida montar todos los pasajeros que van sentados en la guagua y 79 de pie, lo cual hace un cómputo de 131 pasajeros. Tenemos en los ómnibus una serie de inspectores populares y los de la Empresa Provincial de Transporte para regular los pasajes”.

Aquellos choferes que viajen con exceso de personal en sus vehículos serán multados por infringir las leyes que llevarían a la Ciudad Héroe a la “nueva normalidad”.

Por su parte, Huber Matos Cruz, Jefe de Operaciones Flete Santiago expresó que los carros que están a su cargo fueron sometidos a un proceso de mantenimiento durante la propagación de la COVID-19. “Estamos esperando un nivel de baterías y neumáticos que de estar con nosotros los vehículos comenzarían a trabajar en esta misma semana”, concluyó.

Varios santiagueros entrevistados refirieron su preocupación con respecto a las aglomeraciones en las guaguas y destacaron la importancia del buen comportamiento ciudadano para evitar una recaída en los parámetros de la lucha contra la pandemia.

Por otro lado, la única provincia que no se suma a la recuperación es la capital del país, aunque ya se conocen algunas normativas referidas a su incorporación. Por ejemplo, cuando inicié en La Habana la primera etapa el uso del transporte público tendrá como limitación que solo permitirán viajar de pie a un 50 por ciento de la ocupación habitual.

El Consejo de Ministros de Cuba aprobó un paquete de medidas para comenzar gradualmente la reapertura.

El régimen de La Habana determinó como estrategia dos etapas post-covid. Una primera dedicada a la recuperación pos-COVID-19 donde las actividades productivas, económicas y sociales irán desplegándose poco a poco y una segunda para el fortalecimiento económico con el objetivo de enfrentar la crisis que atraviesa el mundo.

La primera etapa se dividió en tres fases para la regresar a lo que en muchos países se ha denominado “la nueva normalidad”. Varios sectores retomarán sus actividades aún con fuertes restricciones. El transporte público urbano, intermunicipal y el rural, tanto estatal como privado está de regreso, pero con limitaciones.

El régimen cubano anunciaba en el espacio de la Mesa Redonda del jueves 9 de abril que el servicio de transporte público se paralizará en el país a partir del 11 de abril. Esta fue la primera medida relacionada al transporte que tomó la Isla.