Régimen organiza "plazas martianas" para responder a Clandestinos

En Isla de la Juventud organizan supuestas plazas martianas para acercar a los niños y jóvenes a la figura de Martí y contestar a las actividades del grupo Clandestinos
Lanzaron pintura roja contra bustos de Martí
 

Reproduce este artículo

Autoridades cubanas promueven la creación de “plazas martianas” como respuesta al “ultraje” del grupo Clandestinos contra bustos e imágenes de José Martí en barrios de La Habana.

Los destacamentos juveniles llamados “Aniversario 60 de los Comités de Defensa de la Revolución” son los grupos designados para hacer esta especie de desagravio –según el régimen- a la figura del intelectual y revolucionario cubano en la Isla de la Juventud, informan medios locales. El objetivo es “acercar más a los niños y jóvenes a su hondo legado de pensamiento antiimperialista y obra universal”.

El artículo sugiere que la acción del grupo Clandestinos, cuyos autores y móviles profundos aún se desconocen, hace parte de los “planes subversivos” para desestabilizar la Revolución y de “campañas” orquestadas desde Miami contra la figura de Martí.

“Al Apóstol lo han ofendido los enemigos de otras maneras desde hace mucho, como con Martinoticias, descendiente de los planes subversivos anticubanos –los fracasados Radio y TV Martí– cuando no existía Internet, devenido otro de los receptores del sucio financiamiento del gobierno estadounidense”.

La semana pasada Yusuam Palacios, vocero del oficialismo, calificó a Clandestinos de “alimañas vandálicas, seres de alma baja que pretenden destruir la Revolución”. También dijo que son “gusanos lacayos del imperio yanqui”.

El grupo, que mezcla en sus perfiles imágenes de la película del mismo nombre y de la serie española “La Casa de Papel”, ha publicado en las redes sociales imágenes de varios bustos de José Martí manchados de lo que pareciera ser sangre o pintura roja.

Las publicaciones están acompañadas del hashtag #LlegoLaHora y han provocado un fuerte debate entre quienes ven la acción como una declaración de guerra al régimen castrista y los que la interpretan como una profanación a la figura del Apóstol.

Aparentemente, el grupo está haciendo un llamado a los cubanos a ocupar el espacio público que les corresponde, y para ello apelan a la estrategia de intervenir en ellos mediante en vertimiento de pintura sobre el rostro de figuras de públicas.

Los mensajes difundidos en redes sociales indican que los bustos e imágenes manchadas de Martí se encuentran al menos en cuatro municipios de La Habana. Asimismo han dicho que la protesta se debe a que “el Apóstol está sangrando por culpa de los comunistas asesinos”.

La víspera, la Fiscal General, Yamila Peña Ojeda, les recordó que pueden ir a la cárcel por sus actos.