Régimen detiene a médico cubano Manuel Guerra por presunto desacato

El médico cubano Manuel Guerra fue detenido en horas de la tarde de este 9 de octubre y trasladado a la primera estación de la Policía en Holguín por un presunto desacato
Médico Manuel Guerra
 

Reproduce este artículo

El médico cubano Manuel Guerra fue detenido en horas de la tarde de este 9 de octubre y trasladado a la primera estación de la Policía Nacional Revolucionaria en Holguín por el presunto delito de desacato.

El galeno Alexander Pupo Casas y el Gremio Médico Cubano Libre denunciaron el arresto en una transmisión en vivo y responsabilizaron al régimen cubano por lo que pueda ocurrirle a Guerra.

Pupo Casas alertó a organizaciones médicas sobre la detención. Respecto a los motivos del arresto, manifestó seguridad en que "tiene que ver con la manifestación que se realizará el próximo 15 de noviembre en todo el país”.

El Gremio Médico Cubano Libre, del cual Guerra es fundador y miembro de su junta directiva, pidió a la comunidad médica de Holguín y a la Plataforma Médicos en la Calle de esa provincia que salieran a buscar al galeno y exigir su liberación pacíficamente.

El grupo Archipiélago, al que también pertenece Guerra es miembro, se pronunció a través de un comunicado.

“Por medio del presente comunicado denunciamos y exigimos el fin del acoso sobre los miembros de nuestra plataforma. Desde el miércoles pasado varios integrantes han sido detenidos, sometidos a presiones y chantajes sobre sus familiares o amigos, así como obligados a interrogatorios policiales, violando en todos casos la Constitución de la República en vigor. Denunciamos todo tipo de violencia física y psicológica, que lacera los derechos de nuestros miembros. Mientras redactamos este comunicado el Dr. Manuel Guerra se encuentra detenido en la ciudad de Holguín, exigimos su liberación inmediata. Manifestarse es un derecho, no un privilegio. Cese la represión”.

Recientemente Guerra denunció en redes las presiones que ejerce el régimen sobre los firmantes de las cartas que se han entregado en varias provincias solicitando la realización de la marcha pública del 20 de noviembre, ahora fechada para cinco días antes tras la argucia del régimen de realizar el Día de la Defensa en la jornada prevista para la manifestación popular.

Guerra calificó los actos represivos e interrogatorios como una “campaña de intimidación” que es además de carácter ilegal.

Agregó que quienes coaccionan a los promotores de esta iniciativa del Grupo Archipiélago “no son para nada revolucionarios, están obrando al nivel de hampones de una mafia organizada y nos están privando de nuestros propios derechos constitucionales”.

A finales de agosto Guerra informó en redes que el jefe de Recursos Humanos del Ministerio de Salud Pública (Minsap) de la provincia Holguín, conocido como Néstor, lo amenazó con 'separarlo' de su trabajo.

En ese momento contó a ADN Cuba que el funcionario del Minsap lo citó el 23 de agosto para Salud Pública Provincial y allí le entregó un documento donde supuestamente le quitaban la 'regulación' (prohibición de salida del país), pero incluía la renuncia a su trabajo.

"Le dije que yo no quería ser baja del sector salud. Una cosa es negarme la salida del país, que es algo hasta ilegal, y otra cosa es que yo no trabaje más, porque a mí me gusta lo que hago".
El especialista en ginecología y obstetricia Manuel Guerra trabaja en el Hospital Municipal Nicodemus Regalado, en el municipio Calixto García, de la provincia Holguín.

Al cierre de esta información, el galeno había sido trasladado para la Unidad de Instrucción Penal en Pedernales, señal de que los órganos represivos intentan formalizar un caso por presunto desacato.

El Gremio Médico Cubano Libre dijo a esta revista que Guerra había estado reunido virtualmente a lo largo del día con la organización.

"Ha estado muy presionado por estar además en Archipiélago y ya le habían intentado inducir al destierro, algo que él no quiere. Finalmente, le han montado este caso de desacato", comentó la entidad independiente.