Régimen cubano critica a sanitarios por estar enfermos o de vacaciones

Autoridades del régimen llevan semanas con la mira puesta en médicos enfermos o de vacaciones
Autoridades del régimen llevan semanas con la mira puesta en médicos enfermos o de vacaciones
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano está molesto y presiona a los profesionales de la salud que se encuentran enfermos o de vacaciones para que se incorporen de inmediato al trabo en medio de la pandemia de COVID-19.

Desde la semana anterior, autoridades de gobiernos locales reconocen que tienen un número considerable de sanitarios que no se han incorporado al trabajo.

Por ejemplo, el doctor Pablo Feal Cañizares, jefe de la Comisión Nacional de apoyo a Guantánamo, explicó el 9 de agosto que "tenemos alrededor de 300 enfermeras y más de 100 médicos que no nos queda claro por qué no están incorporados activamente a este proceso. El corazón hay que ponerlo por delante", declaró a la prensa oficial.

También en la provincia de Cienfuegos, el doctor Salvador Tamayo Muñiz, director de Salud Pública Provincial, reconoció que hay médicos enfermos en la ciudad.

Sin embargo, aclaró que "no hubo un ablandamiento de la moral de los médicos ni se han replegado, pero se enferman".

El primer ministro del régimen, Manuel Marrero, responsabilizó a los galenos de esa provincia de la crisis sanitaria. "Está igualita que las demás con la falta de test de antígenos, la falta de medicamentos, los mismos problemas objetivos. Pero hay más quejas de los problemas subjetivos que de los problemas objetivos. Cuando usted suma la falta de medicinas, esto, lo otro, es inferior que la cantidad de quejas y denuncias por el maltrato, la dejadez, porque no los visitan".

Por otro lado en Ciego de Ávila, una de las ciudades críticas por la COVID-19, de un total de 83 médicos, 31 médicos y 11 enfermeras no se han incorporado al trabajo. Además, 16 de 33 consultorios están sin cobertura médica.

De acuerdo con el doctor Alexander Pupo Casas, "es muy preocupante el gran déficit de médicos en los consultorios y centros hospitalarios. El éxodo y abandono de la profesión debido a la falta de condiciones de trabajo y la ausencia de derechos han llevado a muchos colegas a desertar en plena pandemia".

 

 

Régimen cubano con la mira en sus sanitarios 

Felix Duartes Ortega, miembro del Comité Central del PCC, lamentó en Cienfuegos la cantidad de profesionales de la salud enfermos o que han pedido vacaciones en tiempos de pandemia.

"Si están viniendo brigadas de apoyo, si tenemos necesidad, si los grupos de gran trabajo comunitario están identificando el problema de que no estamos yendo a visitar a pacientes positivos; nosotros no podemos darnos el lujo de tener a nadie de vacaciones ahora. Aquí no hay ningún cuadro de vacaciones. Estamos todos vinculados".

El funcionario castrista explicó que hay 131 médicos y 164 licenciados en enfermería contagiados. Sin embargo, exige que se incorporen al trabajo.

"Es posible que estén enfermos, pero nosotros tenemos que certificar con los grupos de trabajo comunitario. ¿La recuperación quién la está verificando?, para que se puedan incorporar con urgencia también".

Posteriormente este 11 de agosto, el doctor Pupo Casas, lamentó "que hayan ministros reprochando a los profesionales de la salud cubana por no querer seguir trabajando en condiciones paupérrimas. Se olvidan que hace más de un año trabajan sin descanso y que ni siquiera les han dado la atención que merecen".

"Es el médico quien tiene que dar la cara cuando no tiene los recursos para atender a un paciente, es a quien reclaman los enfermos, y cuando es él quien reclama se les amenaza con sanciones y despidos. Deberían comenzar por reconocer que en estos momentos son los médicos quienes mantienen al país con vida y que un policía con 9no. grado de escolaridad cobra más que un especialista", concluyó.

Junio y julio de 2021 han sido los meses más críticos de pandemia en el país, con provincias graves como Matanzas, Cienfuegos, Ciego de Ávila y Guantánamo.

Ya desde el pasado 21 de julio, Cuba superó los 300 000 casos de coronavirus desde la llegada de la enfermedad en marzo de 2020 y se acerca al medio millón.

Cuba reportó al cierre de este 10 de agosto, 8605 casos nuevos de coronavirus y 76 muertes, según cifras oficiales.

Se atienden en las terapias intensivas 486 pacientes confirmados de ellos 175 críticos y 311 graves.

*Foto: Reuters