Régimen cubano envía otro grupo de médicos a Italia
Los médicos llegaron a Turín, en el norte italiano. Las autoridades de ese país podrán disponer de ellos el tiempo que consideren necesario
Médicos cubanos a italia

Una nueva brigada de médicos cubanos arribó este 13 de abril a Italia. Según medios oficialistas los 38 profesionales de la salud (21 médicos, 16 enfermeros y un logístico) desembarcaron en la ciudad de Turín, en el norte azolado por la pandemia.

Las autoridades de ese territorio han decidido que los médicos cubanos laboren en el área sanitaria dedicada a la covid-19, alistada en el complejo de las OGR (ex Talleres Grandes Reparaciones) de Turín, capital regional.

Este grupo apoyará al personal sanitario italiano, el cual está dando en estos tiempos muestras extraordinarias de entrega profesional. Según Cubaminrex, los médicos permanecerán en Piamonte, la región donde se ubica Turín, el tiempo que las autoridades deseen.

En Lombardía, región italiana también al norte del país, trabaja otro grupo de galenos cubanos (52) desde el 22 de marzo. La llegada de los médicos fue muy publicitada, pues arribaron en el momento álgido de la pandemia, cuando Italia rompía los records de muertes un día tras otro.

El último reporte de ayer 12 de abril confirmaba más de 156 mil contagiados en ese país europeo, de los cuales se han recuperado 34 mil y han muerto casi 20 mil. El ratio de muertes diarias bajó en las últimas dos semanas. Ayer fue el más bajo en casi un mes con apenas 431 fallecidos.

“Apenas” tal vez no sea la mejor palabra para reseñar 431 muertes de seres humanos, pero viene al caso si uno conoce que el 27 de marzo las autoridades sanitarias contaron 969 decesos, en el pico de la pandemia.


Todavía los hospitales están desbordados de enfermos y las unidades de cuidados intensivos no dan abasto para tantas personas ingresadas, pero todo parece indicar que el peor momento quedó atrás.

Aun así, las campanas siguen esparciendo su tañido fúnebre por las ciudades del hermoso norte italiano, donde hace casi mil años la peste bubónica diezmó las urbes y los pueblos medievales.

A ese lugar llegan los médicos cubanos, y si bien darán muestras de solidaridad y profesionalidad, para nadie es un secreto que La Habana los envió allí con otro propósito.


La venta de servicios sanitarios es un negocio lucrativo para el régimen comunista. Los médicos cubanos de misión en el extranjero cobran en divisas, y la mayor parte de ese dinero va a parar a las arcas del gobierno.  Por lo general, los especialistas apenas se quedan con el 30% de su sueldo real.

El diario británico The Guardian reportó, en noviembre de 2019, que, a través de un acuerdo secreto intergubernamental con Qatar, Cuba saca hasta 90% de los sueldos de los médicos que laboran en ese país. Y de Brasil ya se embolsó las dos terceras partes de lo que debía ganar cada doctor con el programa Mais Medicos, desmantelado por el presidente Jair Bolsonaro.

Varias organizaciones no gubernamentales han calificado de “esclavitud moderna” el trato que sufren los médicos cubanos de parte de su gobierno.