Realizan juicio sumario a cubano por decir que en EEUU no se hacen colas
Instancias judiciales del régimen cubano juzgaron y sancionaron en un proceso sumarísimo a René Alberto López por decir que en Estados Unidos no se hacen colas, un "atrevimiento" por el que además le propinaron severas golpizas
Enjuiciado por decir que en EEUU no hay colas
 

Reproduce este artículo

Instancias judiciales del régimen cubano juzgaron y sancionaron en un proceso sumarísimo a René Alberto López por decir que en Estados Unidos no se hacen colas, un acto que le costó, además, severas golpizas de elementos policiales y un arresto arbitrario de cuatro días.

Bajo cargos fabricados y carentes de evidencia, el tribunal encargado de decidir sobre su caso le halló culpable por los delitos de Atentado, Desobediencia y Desorden Público, y decidió que fuese sancionado con una multa de 1 200 pesos.

“La policía me está acusando de un delito de desobediencia y yo no desobedecí a nadie”, contó René Alberto a Cubanet, al parecer antes de ser juzgado y sancionado. Según narró, fue a la cola del pollo y se manifestó contra el gobierno por las cosas que estaba viendo ahí, “la matazón” para comprar un pedacito de pollo.

Entonces una mujer que había ahí me echó la policía para arriba, le dije lo que le tenía que decir a ella y me fui, pero vino la policía para arriba de mí y me cogió por el cuello y me dobló las manos por detrás. Luego vinieron otros y me empezaron a dar golpes, detalló el hombre, quien fue meses atrás deportado a Cuba desde Estados Unidos.

“Me subieron la escalera y me entraron para el museo y allí empiezan a darme más golpes. El pueblo se amontona y empieza a decirles abusadores”, agregó, en consonancia con las imágenes que han circulado en redes sociales sobre lo sucedido el día de los hechos, en la Isla de la Juventud.

Luego de eso, estuvo detenido arbitrariamente cuatro días y, según dijo, le dieron golpes “todo el tiempo”. “Me llevaron a un hospital donde no me dieron ningún tipo de certificado médico, pese a las lesiones y dolor en glúteos, costilla y cuello por la golpiza”, explicó.

Pese a la existencia de imágenes que captaron lo sucedido, René Alberto reveló que en la Fiscalía le dijeron que no valían como pruebas. Demuestran una mayor solidez de su versión que la de los policías, pero aun así las autoridades judiciales no quisieron contemplarlas y prefirieron creer las versiones policiales, ajenas por completo al sentir popular que se palpa en el video.

Tags