Randy Alonso se queja de falta de puré de tomate y despiden a dos mujeres en La Habana

Una "queja por insatisfacción" del periodista Randy Alonso, relacionada con la falta de puré de tomate y albóndigas, terminó con los despidos de una cajera y una portera de una tienda en La Habana
Randy Alonso se queja de falta de puré de tomate y despiden a dos mujeres en La Habana
 

Reproduce este artículo

Una queja por insatisfacción del periodista Randy Alonso— conductor habitual del espacio oficialista Mesa Redonda y director del sitio Cubadebate—, terminó con la expulsión de una cajera y una portera de una tienda en La Habana, de acuerdo con una nota publicado en el sitio que dirige el propio reportero.

La respuesta a la queja de Alonso la dio una entidad empresarial subordinada a la Corporación CIMEX,  y se refiere a hechos “de posible acaparamiento” en la tienda conocida como Bodegón Las Terrazas, en 7ma y 32, municipio Playa.

El presunto “delito comercial” habría ocurrido el sábado 21 del presente mes en horario del mediodía, indica la nota del portal de propaganda. Según denunció Randy Alonso a la empresa estatal involucrada,  “un grupo de personas inescrupulosas habían entrado repetidamente y habían comprado por cajas todo el tomate disponible para la venta, además de numerosos paquetes de albóndigas”.

La empresa mención también “otras circunstancias que atentaron contra el buen servicio”, y activó enseguida sus mecanismos de “supervisión”.

 

 

La investigación condujo a la verificación de la queja del periodista insatisfecho, ras revisar los “medios informáticos y digitales de vigilancia”, entrevistar a trabajadores de la tienda e inspeccionar los dispositivos de control de ventas.

“(…) el establecimiento contaba con 72 cajas de 24 unidades de puré de tomate de 400 gramos, con un precio de venta de 0.80 CUC, que se conocía además la indicación de regular en cada lugar de forma rápida, la venta de todo producto que se encuentre deficitario, y que la Administradora del establecimiento, teniendo en cuenta el déficit del puré de tomate, acotó estas indicaciones y limitó su venta hasta 10 unidades por cliente”, revelaron las investigaciones.

La empresa asegura que “se pudo establecer además, que en el momento de la presencia en la unidad del compañero Randy Alonso”, la administradora se encontraba fuera de la unidad, cumpliendo con funciones laborales propias de su cargo.

La nota precisa que la administradora tuvo que salir de la tienda “para evitar quedarse sin vuelto para dar al cliente”. Y que a partir de los videos de vigilancia se comprobó que algunos clientes “entraron al establecimiento en reiteradas ocasiones”, y compraron más de lo que estaba permitido.

 

 

Como resultado final de la denuncia de Randy Alonso, la Cajera Dependiente y la Auxiliar que se desempeñaba como portera ese día, fueron despedidas de sus puestos en la tienda.

La empresa determinó también que la administradora Idania Monzón “no incumplió con sus deberes”, y ratificó que su personal enfrentaría “de manera enérgica y sistemática” las actitudes de acaparamiento, “con el rigor necesario”…

Este mes se supo que siete implicados en la compraventa de 15.000 manzanas en la tienda La Puntilla, en La Habana, fueron condenados a penas que van de siete meses a seis años de cárcel por los delitos de cohecho y acaparamiento. El asunto que ha trascendido como “Caso La Puntilla”, tuvo su origen en una denuncia del bloguero oficialista Iroel Sánchez.

Del mismo modo, una cuentapropista cubana identificada como Marisleydis Rojas Peña fue condenada recientemente a un año de privación de libertad por comprar 70 cartones de huevo para su dulcería.