¿Qué opinan las cubanas sobre la FMC?
En el Día internacional de la mujer, ADN Cuba se lanzó a preguntar en Santiago a varias mujeres su opinión sobre la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), la única organización permitida en la isla para que las represente
 

Reproduce este artículo

Este domingo, en el Día internacional de la mujer, ADN Cuba se lanzó a preguntar en Santiago a varias mujeres su opinión sobre la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), la única organización permitida en Cuba para que las represente.

La breve encuesta y minientrevistas arrojaron que existen opiniones encontradas sobre la organización, aunque con relativa preponderancia hacia la imagen de que es una entidad poco funcional, inoperativa e inútil.

Pocas veces deja pasar el 8 de marzo por alto, puesto que las declarantes afirman que “siempre se hace una actividad en el CDR por el 8 de marzo”. “Se lee algún poema, se entrega algún diploma y poco más. Compartimos como mujer y como madre, compartimos palabras”.

“Siempre se festeja la fecha, tanto en el CDR como en la escuela”, afirmó otra entrevistada. “Se hace actividad, ponemos un plato y ahí intercambiamos opiniones con las demás compañeras. Una fiestecita siempre se hace, no se puede pasar por alto”.

Sin embargo, la FMC ya no tiene el ímpetu o vigor de antaño, cuando se preocupaba por el bienestar de todas sus agremiadas, al menos tal cual lo entiende el gobierno cubano, que es que no falten oportunidades de trabajo o estudio, sin importar su verdadero bienestar familiar y social.

De hecho, ninguna de las entrevistadas pensó en hablar de feminicidios, violencia de género y otros grandes temas que preocupan a los colectivos feministas y que la FMC y el régimen del que forma parte prefieren obviar.

Una anciana vendedora de maní, que a juzgar por sus opiniones fue “cuadro” o miembro de alguna dependencia de la organización, argumentó que “la Federación no está haciendo el trabajo, con la juventud principalmente”. “Antes teníamos que ayudar a las compañeras, dar charlas, ayudarlas a mejorar su condición. Apoyarlas, sobre todo cuando la familia falla, pero ya no veo que se haga”, lamentó.

Por último, otra santiaguera joven consideró que la Federación “sólo viene a pedir los tres pesos, no a más nada, no te sirve para nada. No te dan carta para los trabajos ni ayuda. Si no das los tres pesos no eres revolucionaria, y ahí empieza todo”.

“Le puedes explicar tus problemas y deben buscar una manera de ayudarte. Lo económico lo debe hacer uno mismo, como pueda, pero en lo demás tampoco ayuda”, concluyó.

Y así, lo que pretendió ser una gran organización defensora de las mujeres, parece haber devenido en una entidad inoperante y poco representativa de los intereses y demandas de la población femenina. Lógicamente, para el discurso oficial Cuba y sus féminas tuvieron mucho que celebrar este 8 de marzo, pero la realidad, al menos de muchas de las entrevistadas en Santiago, dista mucho de ello.

¿Qué opinan las mujeres el 8 de marzo sobre la federación de Mujeres Cubanas?