Protestan en Santo Suárez, en La Habana, por escasez de alimentos

Una nueva aglomeración de personas se dio en el barrio de Santo Suárez, en La Habana, en busca de alimentos
Imagen de referencia de personas haciendo cola por comida en La Habana
 

Reproduce este artículo

Un usuario de Facebook denunció la escasez de alimentos en el barrio Santo Suárez, en La Habana, y las aglomeraciones causadas debido a la desesperación de las personas por obtener algo que llevar a las mesas incrementa el riesgo de contagios del coronavirus.

Hechos como esos han sido ampliamente reportados por la prensa independiente en las últimas semanas, dado el silencio u ocultamiento de esa realidad por parte del régimen.

“Esto es una falta de respeto con el pueblo de Cuba, esto es exactamente en la calle Enamorado e/ Paz y San Julio”, de dicho barrio, escribió Giselle Arroyo Sausa en su perfil de la mencionada red social.

La denunciante compartió un video que muestra la aglomeración de personas en un intento, fallido, por abastecer de alimentos, en las calles señaladas de la capital cubana. En las imágenes se observa el riesgo que corren al no guardar el distanciamiento físico sugerido.

“Debido a la situación que está afrontando el mundo entero con esta pandemia que ha cobrado miles de vida (…) pero desgraciadamente el desorden, la indisciplina… y no del pueblo, sino de los dirigentes que están al frente de tan humana batalla de que al pueblo llegue un bocado de comida”, dijo.

 

 

Agregó: “En la mañana de hoy poco a poco los vecinos de esta barriada nos fuimos enterando de que en la escuela Lazo de La Vega iban a vender un módulo dirigido por tiendas TDR, y todos los enterados hicieron su cola, y según la información de los delegados de 10 de Octubre, Consejo Tamarindo y Santos Suárez, se repartieron tres tandas de turnos de 100 y que los módulos costaban 27.00$,

Dijo que cuando llegó la mercancía todo estaba tranquilo, pero ni habían llegado al número 100 de la primera vuelta cuando ya se habían acabado los productos, y de toda la mercancía sólo quedaba detergente.

“Es lógico el descontento de la población, ahí entonces llegaron estas patrullas que ven (en el video) que hasta ese momento todo el mundo con sus turnos estaba tranquilo y en orden. ¿Quién tiene la culpa de tanta irresponsabilidad, e indisciplina, el pueblo o el encargado de preparar ni siquiera 100 módulos para la venta a una circunscripción?”, preguntó.