Prohíben salir de su casa a Yoani Sánchez y Reinaldo Escobar

La periodista Yoani Sánchez denunció hoy un operativo policial en los bajos de su casa que le impide a ella y su esposa Reinaldo Escobar moverse libremente, violación abierta de todos los derechos básicos de una persona y la legislación vigente en Cuba.

“Esto no es nuevo pero cada vez que ocurra voy a denunciarlo. Mi esposo, el periodista Reinaldo Escobar, bajó un momento a comprar pan y sorpresa… en los bajos de nuestro edificio hay un operativo de la Seguridad del Estado para impedirnos salir. ¿La razón? Bueno, el agente no da muchos detalles pero ha dejado entender que está relacionado con las celebraciones oficiales por los 500 años de La Habana”, detalló la directora del diario digital 14ymedio.

No hay manera, desde ningún enfoque ideológico, patriótico ni policial, de justificar semejante violación de los derechos al libre movimiento de un ciudadano. Eso se llama, de manera directa y clara, un abuso de poder. Y es una violación, no solo de nuestros derechos humanos, sino de la legislación vigente en el país, la Carta Magna, el Código Penal y todo ese papel mojado que nos rodea... y cuya futilidad se demuestra en casos como éste y en tantos otros”, concluyó.

#Cuba #SOS Esto no es nuevo pero cada vez que ocurra voy a denunciarlo. Mi esposo, el periodista Reinaldo Escobar, bajó...

Posted by Yoani Sánchez on Friday, November 15, 2019

Sánchez y Escobar son figuras conocidas del periodismo independiente y, como otros críticos del sistema, merecen “atenciones” constantes de la Seguridad del Estado, la prensa oficial y otras dependencias del régimen.

Uno de los últimos y más pintorescos sucesos en el que se vio envuelto la periodista ocurrió apenas dos meses atrás, cuando el director del periódico oficialista Juventud Rebelde escribió un mal poema donde intentaba ridiculizar a Sánchez.

“Muy mal van las cosas en Cuba si el director de un medio de prensa ataca a una periodista con frases machistas, bullying del más repudiable (dirigido a cómo se ve físicamente), ripios poéticos y mala rima”, dejó saber la aludida.

Pero más graves son sus denuncias de detenciones arbitrarias, seguimiento policial, ataques contra el medio digital que dirige, 14ymedio, entre otros sucesos por el estilo, que afectan no ya a su apariencia sino a su condición física y moral.