Prisionero político Walfrido Rodríguez denuncia que el régimen le niega atención médica

"Esto es un campo de concentración; aquí llevo seis días con cólicos nefríticos y sin ningún tipo de atención médica", declaró el activista político
Walfrido Rodríguez y su hermana
 

Reproduce este artículo

El opositor cubano y prisionero político Walfrido Rodríguez, recluido en la cárcel El Arco del Chico, del municipio La Lisa, denunció que el régimen se niega a ofrecerle atención médica.

Esto es un campo de concentración; aquí llevo seis días con cólicos nefríticos y sin ningún tipo de atención médica. Entre los mosquitos, la chincha y el hambre van a matar a uno aquí”, dijo el opositor a Cubanet.

Según Rodríguez, la alimentación que le ofrecen a los reclusos no excede de los 45 gramos. Además, dijo estar siendo asediado por oficiales y reos que hacen “el trabajo sucio” a las autoridades, a cambio de prebendas.

El opositor fue sancionado en abril de 2020 a ocho meses de cárcel, después de que la Policía le ocupara 30 paquetes de coditos que había adquirido para su alimentación, en medio de la crisis de desabastecimiento que azota al país y que se ha intensificado aún más desde el comienzo de la pandemia de COVID-19.

Entretanto, la hermana del opositor, Marly Rodríguez Piloto, advirtió que el régimen de la Isla lleva a cabo estas maniobras para intentar acabar con la vida de Walfrido Rodríguez, a causa de sus actividades pacíficas para derrocar al régimen cubano.

“Esto no es más que un ajuste de cuentas por parte del régimen, eso me queda claro. Cuando lo vi a través de esa reja pude constatar que mi hermano estaba muy desmejorado. Ahora tiene fiebre y no se ocupan ni de llevarlo al médico”, detalló.

Marly recordó que su hermano no tuvo derecho a un abogado defensor, lo cual aumenta sus sospechas de que se trata de una trampa del régimen para acabar con la vida de Walfrido.

“Él ha hecho muchas cosas para acabar con este gobierno; por eso ellos lo que quieren es matarlo, y es lo que intentan hacer negándole la atención médica”, denunció.

En 2011, Walfrido Rodríguez Piloto fue condenado a cinco años de prisión por lanzar octavillas en la Plaza de la Revolución. Además, ha participado en numerosas manifestaciones llevadas a cabo frente a instituciones del régimen de Díaz-Canel.

Desde el comienzo de la pandemia, el Gobierno cubano ha intensificado la represión contra activistas y periodistas independientes. Según refleja en su página web la organización Cuban Prisioners Defenders solo hasta el 4 de mayo de 2020 se habían agregado ocho nuevos reclusos por motivos políticos a los 134 ya existentes en la lista, entre los cuales fue incluido el opositor Walfrido Rodríguez Piloto.