Preguntan desde Cuba: ¿Dónde está la carne que falta en estos huesos?

Un periodista independiente, Yanier Joubert Cisneros, denunció este fin de semana en Facebook, los huesos que estaban vendiendo en la isla, como si fuera carne
Preguntan desde Cuba: ¿Dónde está la carne que falta en estos huesos?
 

Reproduce este artículo

La escasez de alimentos continúa siendo común en Cuba desde hace meses, e incluso, cuando pagas por carne, lo que te toca es hueso.

Un periodista independiente, Yanier Joubert Cisneros, denunció este fin de semana en Facebook, los huesos que estaban vendiendo en la isla, como si fuera carne.

"Huesos para la perra, para la perra hambre que hay en está país. Lo que me gustaría es que en una Mesa Redonda me explicaran dónde va a parar la carne que estaba en estos huesos, vamos Randy estoy esperando la RESPUESTA", escribió Cisneros.

 

 

La publicación, que incluye las imágenes de los huesos, se hizo viral, pues fue compartida más de 1400 veces.

El usuario Julio Batista escribió: "Que falta de respeto al pueblo, como humillan al pueblo cubano. Es hora de despertar".

A inicios de febrero, una vaca se dejó ver caminando por las calles de Trinidad y las personas incrédulas se reunieron a verla.

Decenas de personas se amontonaron en la calle gritando "¡Carne! ¡Carne!" mientras veían aquel espectáculo.

 

 

La carne de res es un lujo para los cubanos y solo puede adquirirse legalmente en tiendas en dólares, a las que muchos no pueden llegar.

El sacrificio ilegal de ganado fue tipificado como delito en 1979, en el primer Código Penal después del triunfo de los barbudos; y se incrementó la pena en 1999.

Hasta 2015, según reportaje un publicado por BBC, las condenas eran las siguientes:

- El que venda, transporte o comercie con carne de ganado mayor sacrificado ilegalmente será sancionado con privación de libertad de tres a ocho años.

- Quien adquiera carne de ganado mayor sacrificado ilegalmente, puede recibir una sanción de privación de libertad de tres meses a un año o multa de cien a trescientos pesos, o ambas.

- Quien ilegalmente suministre la carne a centros de elaboración, producción, comercio o venta de alimentos, puede ir a la cárcel de dos a cinco años.

- Quien sin notificar a las autoridades sacrifique un ganado mayor que haya sufrido un accidente, puede recibir una multa de 100 a 300 pesos.