Partidos latinoamericanos apoyan Marcha Pacífica por el Cambio en Cuba

“Los responsables del drama cubano no son otros que sus dirigentes, empeñados en mantener un régimen de poder mediante un férreo control ideológico-partidista”, declaró la UPLA
 

Reproduce este artículo

La Unión de Partidos Latinoamericanos (UPLA) emitió una declaración de apoyo a la convocatoria en Cuba de una Marcha Pacífica por el Cambio, prevista para el próximo 15 de noviembre y declarada “ilícita” por el régimen comunista.

La Asamblea General de la UPLA, integrada por presidentes y secretarios generales de partidos políticos de 16 países de la región, a solicitud del Consejo para la Transición Democrática en Cuba (CTDC) y de la Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC), manifestó su “solidaridad con el pueblo cubano y su respaldo a la convocatoria a una manifestación pacífica el próximo 15 de noviembre en Cuba”.

En un comunicado al que tuvo acceso ADN Cuba condenó “en anticipado todo acto de violencia que sea ejercido por el régimen cubano en contra de quienes se manifiesten pacíficamente”, e hizo “un llamado a todos los cubanos a ejercer su derecho” a la protesta pacífica “y sin miedo”.

La UPLA instó “a la Comunidad Internacional a que [se] solidarice con la manifestación del 15 de noviembre, a los medios de prensa a exigir su derecho a cubrir la manifestación libremente y a los organismos internacionales de derechos humanos para que monitoreen la jornada”.

Según la organización internacional, “los responsables del drama cubano no son otros que sus dirigentes, empeñados en mantener un régimen de poder mediante un férreo control ideológico-partidista, fuertemente contestado en las jornadas de julio que llevaron al pueblo a una situación donde clama un 'Basta ya'”.

La entidad añadió que “la pandemia, el embargo [de Estados Unidos], la falta de vacunas, los apagones o la falta de combustible no son la causa, sino las consecuencias de un régimen anti histórico, muy bien identificado por el pueblo cubano en su demanda identitaria de Patria y Vida”.

“El pueblo cubano debe ejercer su legítimo derecho a la protesta pacífica ante esta situación, reconocido constitucionalmente y por la Carta Internacional de Derechos Humanos”, afirmó la Unión.

La UPLA es una organización regional fundada en 1992. Según su página oficial, está integrada por los partidos Propuesta Republicana (PRO), de Argentina; Movimiento Demócrata Social (Bolivia); Demócratas (Brasil); Unión Demócrata Independiente y Renovación Nacional (Chile); Partido Conservador Colombiano y Partido Centro Democrático (Colombia); Partido Republicano Social Cristiano (Observador), de Costa Rica; Partido Social Cristiano y Movimiento CREO (Ecuador); Alianza Republicana Nacionalista (El Salvador); Partido Nacional de Honduras; Partido Unionista (Guatemala); Partido Conservador (Nicaragua); Movimiento de Dignidad Republicana (Paraguay); Partido Popular Cristiano (Perú); Partido Reformista Social Cristiano y Fuerza Nacional Progresista (República Dominicana); Cambio Democrático (Panamá) y Proyecto Venezuela.

Tras reprimir el estallido social del 11 y 12 de julio, el régimen cubano se enfrenta a la organización de una nueva protesta pública el próximo 15 de noviembre. En las últimas semanas la policía política ha citado y amenazado a los activistas del grupo Archipiélago, impulsor de la iniciativa “contra la violencia”, por el respeto a los derechos humanos en la isla y a favor de liberar a cientos de presos políticos.

Este 21 de octubre la Fiscalía General de la República (FGR) amenazó mediante una nota oficial a los promotores de la marcha con procesarlos por “los delitos de desobediencia, manifestaciones ilícitas, instigación a delinquir”, entre otros.

 

Portada: Manifestación pacífica el 11 de julio en La Habana (Foto: Reuters)