EEUU responde a régimen cubano: informe CIA no cambia enfoque sobre Embajada

EEUU respondió a Cuba que los “hallazgos provisionales de la CIA” sobre el Síndrome de La Habana, “no cambian el enfoque” de la administración Biden respecto a la embajada
Embajada de Estados Unidos en La Habana
 

Reproduce este artículo

El gobierno de Estados Unidos respondió al régimen de Cuba que los “hallazgos provisionales de la CIA” sobre el llamado Síndrome de La Habana, “no cambian el enfoque” de la administración Biden respecto a la embajada, informó este viernes Radio Televisión Martí.

El medio preguntó al gobierno norteamericano sobre el reciente pedido del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, para que sea retomado el pleno funcionamiento de la embajada en la isla. EEUU reiteró que su prioridad es la salud y la seguridad del personal diplomático y sus familiares.

La semana anterior trascendió que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) eliminó la posibilidad de que los misteriosos síntomas conocidos como Síndrome de La Habana sean el resultado de una “campaña global en curso” por parte de una potencia hostil dirigida a diplomáticos y espías estadounidenses, informó ADN América.

“El paso lógico del gobierno de Estados Unidos con esta evidencia (…) sería dejar de lado la excusa utilizada en su momento sobre los ataques y luego normalizar el funcionamiento de su embajada en La Habana y normalizar nuestra embajada en Washington”, dijo Carlos Fernández de Cossío, vicecanciller cubano, en declaraciones a CNN.

“Los hallazgos provisionales de la CIA no cambian el enfoque de la Administración y no cuestionan las experiencias de nuestros colegas y familiares del Departamento de Estado”, respondió el gobierno norteamericano en la declaración recibida por Radio Televisión Martí.

“Los esfuerzos de la comunidad de inteligencia continúan y profundizarán en su análisis en un subconjunto de casos, los más difíciles sin resolver, como parte de su esfuerzo por determinar si un actor extranjero puede estar involucrado”, indica el comunicado.

El Departamento de Estado recordó que su titular, Antony Blinken, se ha reunido con los afectados y “no tiene ninguna duda de que sus síntomas son reales”.

“El secretario Blinken también transmitió a la fuerza laboral que haremos todo lo posible por nuestra gente: cuidarlos, protegerlos y llegar al fondo de lo que sucedió. Les dijo que todos los casos denunciados serán tratados con seriedad y que todos los empleados y familiares del Departamento de Estado recibirán la atención que necesitan”, concluyó la declaración.

La semana pasada un funcionario de la CIA dijo a The Washington Post: “evaluamos que es poco probable que un actor extranjero, incluida Rusia, esté llevando a cabo una campaña sostenida y mundial que dañe al personal estadounidense con un arma o mecanismo”.

No obstante, en una serie de casos la CIA no descartó la participación extranjera, incluyendo muchos surgidos a partir de 2016 en la Embajada de Estados Unidos en La Habana, cuando diplomáticos y funcionarios de inteligencia comenzaron a informar de sonidos y sensaciones extrañas, seguidas de enfermedades y síntomas inexplicables que incluyen zumbidos en los oídos, pérdida de visión y problemas de equilibrio.