Cuba pide normalizar relaciones con EEUU tras informe de la CIA sobre "síndrome de La Habana"

Carlos Fernández de Cossío, viceministro de Relaciones Exteriores, aseguró que este es el "paso lógico", tras la publicación del informe.
Embajada-de-EEUU-en-La-Habana.jpg
 

Reproduce este artículo

Un funcionario de alto rango del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba pidió a Washington que restablezca las relaciones con la isla tras un informe de la CIA que desvincula al Gobierno cubano y potencias extranjeras del "síndrome de La Habana", reveló CNN.

Carlos Fernández de Cossío Domínguez, viceministro de Relaciones Exteriores de Cuba, dijo a la cadena estadounidense que el informe debería proporcionar evidencia para que el presidente Joe Biden ordene la reapertura de las embajadas y normalice relaciones.

“El paso lógico del gobierno de Estados Unidos sería dejar de lado la excusa que se usó en su momento sobre los ataques y luego normalizar el funcionamiento de su embajada en La Habana y normalizar nuestra embajada en Washington”, dijo Fernández de Cossío, según CNN.

La serie de misteriosos incidentes de salud que han afectado a los diplomáticos estadounidenses y al personal de la CIA en Cuba, China y otros países puede explicarse por causas ambientales, condiciones médicas no diagnosticadas y otros factores, en lugar de la acción intencionada de servicios de inteligencia extranjeros, dijeron funcionarios de la CIA la semana pasada, describiendo los hallazgos provisionales de un estudio.

En 2016, diplomáticos y agentes estadounidenses en sus casas y habitaciones de hotel en La Habana comenzaron a quejarse de síntomas inexplicables, como mareos y fuertes dolores de cabeza. Estos a veces iban acompañados de un "ruido penetrante" no identificado que sonaba como si se raspara metal por el suelo.

Eventualmente, 24 diplomáticos fueron diagnosticados con daño cerebral que iba desde un deterioro leve hasta lesiones “tan graves que es posible que nunca puedan volver a sus trabajos anteriores”.

En 2017, EE. UU. expulsó a 15 diplomáticos cubanos y retiró a la mayor parte del personal que trabaja en La Habana, poniendo fin a los servicios consulares para los cubanos que buscan visas para EE. UU. El año pasado, el gobierno de EE.UU. estimó que más de 100 000 cubanos no habían podido recibir visas para viajar a EE.UU. como consecuencia del cierre del consulado en La Habana.

El reporte entregado a Biden y al Congreso en las últimas semanas, la CIA informó que aún no había encontrado evidencia de que un estado-nación esté detrás de cualquiera de los aproximadamente 1000 episodios reportados en todo el mundo.

Algunos de los diplomáticos y sus familiares expresaron su frustración tras la publicación del informe provisional de que el gobierno de EE. UU. aún no podía identificar la causa de sus síntomas.