Cuba acusa a EEUU de “fabricar pretextos” para cerrar embajadas
Bruno Rodríguez Parrilla, el canciller cubano, acusó este miércoles a EEUU de fabricar pretextos con el fin de romper las relaciones diplomáticas y cerrar las embajadas en Washington y La Habana
Tarja en la entrada de la Embajada de Cuba en Washington. /Foto: EFE

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, acusó este miércoles a la Administración de Donald Trump de “fabricar pretextos” con el objetivo de romper las relaciones diplomáticas y cerrar las embajadas en Washington y La Habana.

Secuencia irracional de medidas de recrudecimiento del bloqueo y mentiras del gobierno de EEUU vs Cuba buscan fabricar pretextos que conlleven al cierre de las misiones diplomáticas”, escribió el canciller del régimen, y añadió que ese presunto interés sería “contrario al deseo de ambos pueblos, los cubanos residentes en EEUU y la comunidad internacional”.



El mensaje Rodríguez generó comentarios como el del usuario “Catv2017”, quien consideró que al gobierno de Estados Unidos [la actual Administración] “le queda menos de un año”, y agregó que “sin embajada estaremos mejor, ya sabemos que a USA no hay que ir a buscar nada”.

El usuario “Wecuba”, por otro lado, contestó que “la embajada cubana en Washington solo presta un servicio decoroso a los intereses del Gobierno Cubano y sus enviados, nunca a los ciudadanos de la Isla residentes en EEUU. Más bien expolia desorbitadas cantidades de dinero en trámites Consulares a los Isleños”.

No es la primera vez que los diplomáticos cubanos acusan a EEUU de crear dificultades para cerrar las embajadas. A mediados de noviembre, Carlos Fernández de Cossío, director para EEUU del MINREX, declaró que el gobierno norteamericano estaba “negando visas o demorando el otorgamiento de visas para funcionarios diplomáticos cubanos”, lo cual habría obligado a la Isla a “actuar con reciprocidad”.

Según Cossío, el tema de las visas afecta el funcionamiento de las embajadas, y definió la situación como “insostenible”.

La escalada de tensiones entre los gobiernos de Cuba y Estados Unidos ha provocado declaraciones recientes que demuestran el deterioro acelerado de las relaciones diplomáticas, retomadas por durante el gobierno del demócrata Barack Obama y su política hacia Cuba conocida como “el deshielo”.

Este martes, el subsecretario encargado para América Latina del Departamento de Estado, Michael G. Kozak, alertó sobre la aprobación en Cuba de una ley que permite la vigilancia electrónica.

 

 

“Los visitantes internacionales pueden elegir si desean ir a Cuba y someterse a esta invasión de privacidad. Lamentablemente, los cubanos no tienen opción.  EEUU apoya firmemente al pueblo cubano, que busca la libertad, democracia y prosperidad que el régimen castrista le niega”, escribió Kozak.

También el martes, el Departamento de Estado anunció sanciones contra la empresa estatal cubana Panamericana S.A.

“La compañía controlada por el régimen de Cuba, Cubametales, intentó evadir las sanciones de Estados Unidos mediante el uso de un intermediario. Hoy sancionamos a esa entidad” dijo el Secretario de Estado Mike Pompeo. “Las sanciones funcionan. Aumentaremos la presión hasta que la gente de Venezuela sea libre”, agregó.

En horas de la noche, el presidente Donald Trump, aseguró durante un discurso en Florida que su gobierno seguirá apoyando a los pueblos de Cuba, Nicaragua y Venezuela, en la lucha por la libertad.

“Aquí en el Hemisferio Occidental estamos enfrentando la brutal amenaza del comunismo y socialismo. (…) Y a aquellos que tratan de imponer los horrores del socialismo en nuestro país, lo digo aquí esta noche: Estados Unidos nunca será un país socialista, nunca”, dijo Trump.