Colombia presiona por extradición de jefes del ELN al amparo del castrismo

El Gobierno de Colombia dijo que “consultó” a Cuba el estado del trámite de extradición de 4 miembros del Ejército de Liberación Nacional que están en la isla, después de que el embajador castrista en Bogotá “alertara” del supuesto atentado que planea esa guerrilla
Jefes guerrilleros del ELN en La Habana. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

El Gobierno de Colombia dijo este martes que “consultó” a Cuba el estado actual del trámite de extradición de cuatro miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) que están en la isla, horas después de que el embajador castrista en Bogotá, José Luis Ponce, “alertara” a las autoridades de un supuesto atentado que planea esa guerrilla.

El Ministerio de Justicia detalló en un comunicado que entre los miembros de la guerrilla pedidos en extradición están el máximo comandante, Nicolás Rodríguez Bautista, alias “Gabino”, y el jefe del equipo del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en las fallidas negociaciones de paz con el Gobierno, Israel Ramírez, alias “Pablo Beltrán”.

Los otros dos guerrilleros pedidos por el Gobierno colombiano son Juan de Dios Lizarazo Astrosa, alias “Alirio Sepúlveda”, y Víctor Orlando Cubides, alias “Aureliano Carbonell”.

“Son requeridos por diferentes juzgados en todo el territorio colombiano y tienen medidas de aseguramiento por los delitos de secuestro, rebelión, terrorismo, homicidio simple múltiple y lesiones personales múltiples”, agregó la información.

 

Razones de la solicitud

El Gobierno recordó que la solicitud formal para la extradición de “Gabino” fue presentada en enero del 2020 y que el jefe guerrillero es pedido por el delito de secuestro.

Sobre “Pablo Beltrán”, que es además el vocero de la guerrilla en la isla, señaló que la petición fue hecha en octubre del 2019 porque está condenado a 40 años de prisión por “el concurso en delitos de rebelión, terrorismo, homicidio simple múltiple y lesiones personales múltiples”.

En el caso de “Alirio Sepúlveda”, el Ejecutivo pidió la extradición el 9 de julio del 2019 porque un juzgado lo requiere para que cumpla una condena de 10 años de prisión por terrorismo, mientras que “Aureliano Carbonell” fue solicitado en octubre del 2019 porque está condenado a “40 años de prisión por el concurso de delitos de rebelión, terrorismo, homicidio simple múltiple y lesiones personales múltiples”.

 

Alerta del embajador

La solicitud se conoció horas después de que el embajador cubano Ponce enviara al Gobierno un memorando en el que alerta que su oficina recibió “una información, cuya verosimilitud no podemos evaluar, acerca de un supuesto ataque militar” que tiene previsto ejecutar el Frente de Guerra Oriental del ELN en los próximos días en Bogotá.

“Hemos advertido de dicha información a la delegación de paz del ELN en La Habana, la cual expresó total desconocimiento y reiteró la garantía de que no tiene ningún involucramiento en las decisiones militares u operacionales de la organización”, agregó el diplomático en la escueta comunicación que envió al Ejecutivo colombiano.

Cuba fue incluida por EE.UU. en la lista de Estados patrocinadores del terrorismo, entre otras causas por la presencia en su territorio de representantes del ELN tras las fallidas negociaciones de paz. Esto pese a que Colombia solicitó extraditarlos tras el atentado contra una academia de Policía en Bogotá que hace dos años dejó a 22 cadetes muertos, entre ellos una ecuatoriana, y decenas de heridos.

El ELN inició en febrero de 2017 en Quito negociaciones de paz con el anterior Gobierno de Colombia que en mayo de 2018 fueron trasladadas a La Habana donde la última ronda de diálogo concluyó sin avances a principios de agosto de ese mismo año.

El presidente colombiano, Iván Duque, condicionó la continuidad de los diálogos de paz a que ese grupo dejara de secuestrar y liberara a las personas que tiene en cautiverio, lo que la guerrilla se niega a acatar.

 

(Con información de EFE)