Castrismo arremete contra Parlamento Europeo por preocuparse por el Movimiento San Isidro
El régimen actúa como en los años 60 del siglo anterior, y supone que, a fuerza de repetición, sus mentiras serán aceptadas como verdades. Como parte de su campaña difamatoria, ha salido a responder la declaración del Parlamento Europeo a favor de respetar al Movimiento San Isidro
Movimiento San Isidro y aliados, antes de comenzar la huelga
 

Reproduce este artículo

El régimen castrista actúa como si corrieran los años 60 del siglo anterior, y supone que, a fuerza de repetición, sus mentiras serán aceptadas como verdades. Como parte de la campaña difamatoria contra la sociedad civil independiente, han salido a responder la declaración del Parlamento Europeo a favor de respetar al Movimiento San Isidro, pero con más de dos semanas de retraso respecto a la fecha en que esta fue emitida. ¿Será que, como un criminal, vuelve sobre sus pasos para intentar borrar las evidencias acusatorias?

La presidenta de la Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional del Poder Popular, diputada María Yolanda Ferrer Gómez, arremetió en nombre de la dictadura contra el comunicado emitido por la presidenta de la Subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo.

“Eso que llama 'Movimiento' no pasa de ser un grupúsculo de cuatro ciudadanos financiados por el gobierno de EE. UU., para llevar a cabo un nuevo show, como parte de las acciones subversivas contra Cuba”, aseguró una delirante Ferrer Gómez, que ignora el abrumador respaldo al MSI expresado por cubanos de distintas procedencias y posturas políticas.

La diputada del débil Parlamento cubano, reducido a caja de resonancia de la cúpula del Partido Comunista, miente cuando dice: “Mientras la señora Presidenta temía por la suerte de los supuestos huelguistas y sus acompañantes, y refería 'hostigamiento' e 'intimidación', ellos enviaban videos disfrutando por la puesta en escena”.

Ferrer Gómez se refiere a videos emitidos en directo antes de entrar en huelga de hambre, lo que es comprobable por la fecha en que se publicaron en vivo, en las plataformas en Facebook del MSI y algunos de sus integrantes. Igualmente, la represión de la Seguridad del Estado y la policía del régimen, puesta en duda por la funcionaria castrista, también está debidamente documentada por los activistas, prensa independiente y prestigiosas organizaciones internacionales de derechos humanos.

Arremeten también, sin nombrarlo, contra el artista Luis Manuel Otero Alcántara, diciendo que “el sujeto que encabeza la farsa (…) es un individuo caracterizado por sus acciones públicas degradantes, el irrespeto manifiesto a los símbolos patrios y un amplio expediente de provocaciones”, según una nota publicada en el periódico Granma, principal medio de la propaganda gubernamental.

La parlamentaria castrista, también repite la versión oficial que justifica el asalto violento de la policía política a los huelguistas, con una supuesta violación de normas anti pandemia.

Uno de los momentos más infames del comunicado, es cuando aseguran sin rubor, que “en Cuba nadie es sancionado por su forma de pensar o por expresar sus opiniones. Todo lo contrario: el Estado propicia el intercambio permanente para lograr una efectiva participación del pueblo en la conducción del país”.

El 26 de noviembre, a diez días de que unas 15 personas se atrincheraron en la sede del Movimiento San Isidro en La Habana, el Parlamento Europeo (PE) se ha pronunció por esa situación, sobre todo respecto a los seis huelguistas de hambre.

María Arena, presidenta de la subcomisión de Derechos Humanos del PE, realizó declaraciones preocupada por el estado de salud de los miembros del movimiento.

“Quiero expresar mi más profunda preocupación por el deterioro del estado de salud de varios miembros del movimiento San Isidro en Cuba, quienes están en huelga de hambre desde mediados de noviembre. De este modo, quieren protestar contra el encarcelamiento del músico Denis Solís González y hacerse eco de su difícil situación, denunciando el constante acoso e intimidación al que se enfrenta el movimiento San Isidro”, dijo.

Asimismo, Arena comentó que los artistas, poetas, académicos, activistas LGTBI y periodistas independientes no pueden ser criminalizados por ejercer pacíficamente su derecho a protestar contra el decreto 349.

“La libertad de expresión artística es un derecho fundamental. Limitar este derecho no solo manda un mensaje negativo a la ciudadanía, sino también fuera del país. Aliento encarecidamente a las autoridades cubanas a entablar un diálogo urgente para aliviar la situación, liberar a Denis Solís González y abstenerse de intimidar al movimiento San Isidro y cualquier protesta pacífica”, concluyó la parlamentaria.

Las protestas del Movimiento iniciaron cuando el joven músico, Denis Solís González, fue condenado a ocho meses de prisión por ‘desacato’, tras ser detenido violentamente el 9 de noviembre de 2020, en las calles Habana y Paula, a unas cuadras de su casa, y le realizaron un juicio sumario dos días después.

Desde el 16 de noviembre en la sede del Movimiento San Isidro, La Habana, 15 personas lograron ingresar y allí tenían planeado quedarse para leer poesía y realizar performances, bailes, a favor de la liberación de su compañero.

Desde su llegada, la calle se cerró en un operativo de decenas de policías y agentes de la Seguridad del Estado, que evitaban el ingreso de más disidentes al lugar. Dos días después, el 18 de noviembre, los sitiadores cortaron también el suministro de alimentos que una vecina, Daylys Bandera Rodríguez, intentaba llevar hasta la sede del MSI. Le robaron la comida y el dinero, denunció.

Ante el intento de rendirlos por hambre, nueve de los atrincherados anunciaban el inicio de la huelga; tres de ellos, de hambre y de sed.