“¡Lo está haciendo muy mal!” Sociedad civil cubana critica a Biden por “deshielo”

Acusan al presidente Biden de hacer concesiones al régimen comunista de La Habana, en medio de una crisis de derechos humanos tras las protestas de julio de 2021
Joe Biden y Miguel Díaz Canel. Fotomontaje:  ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

Miembros de la sociedad civil cubana reaccionaron con críticas al anuncio este lunes de un cambio en la política de Estados Unidos hacia Cuba, y acusan al presidente Joe Biden de hacer concesiones al régimen comunista de La Habana en medio de una crisis de derechos humanos con cientos de presos políticos tras las protestas de julio de 2021.

“Nuevo código penal en Cuba para reprimir mejor. Más de 1000 presos políticos. Menores de edad condenados a más de 15 años. Un padre plantado exigiendo libertad. En medio de esto, Estados Unidos decide apostar de nuevo por el deshielo. ¡Vergüenza!”, escribió la intelectual y activista Anamely Ramos en redes sociales.

Saily González Velázquez, emprendedora y activista pro democracia, afirmó que mientras el régimen de Cuba “saca un Código Penal que obstaculiza aún más el tránsito a la democracia en la isla”, el gobierno norteamericano “lo premia quitándole sanciones… Está claro que el pueblo cubano está solo en la lucha por sus derechos”.

La artista Salomé García Bacallao, miembro del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Políticas Justicia 11J, reaccionó al anuncio publicando una imagen de Emily Mendrala, subsecretaria de Estado Adjunta de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental, reunida con el activista anti embargo Carlos Lazo, vinculado al gobierno comunista de Cuba.

Según denuncia García Bacallao, Mendrala es “una de las principales responsables de las políticas de acercamiento hacia el régimen cubano. Pasando por encima de las vidas de más de 1000 presos políticos”.


El exdiplomático cubanoamericano Alberto Miguel Fernández opina que los funcionarios de Biden “si hubieran podido hacerlo el 12 de julio, lo habrían hecho. Es solo el último ejemplo de cinismo político de esta administración estadounidense”.

Por su parte, el activista LGBTIQ+ Magdiel Jorge Castro expresó en Twitter: “Ayer el régimen cubano aprobó uno de los Códigos Penales más severos contra la disidencia y la sociedad civil... hoy el gobierno del EE. UU. anuncia un paquete de medidas que cambia la política de ese país hacia Cuba... alguien que asesore a Joe Biden, ¡lo está haciendo muy mal!”

Específicamente, sobre una de las medidas anunciadas, el historiador Oscar Grandío Moráguez afirma en Twitter que “reinstaurar intercambios educacionales Cuba-USA como existían durante la Administración Obama, sería perpetuar [el] control de [la] narrativa totalitaria por los mismos intelectuales oficialistas de siempre. Intercambios deben darse fuera de instituciones y personas controladas por [el] régimen o no darse”.

Grandío, Doctor en Historia en York University (Canadá), agrega que “la reinstauración de intercambios académicos por la Administración Biden sigue considerando a instituciones educativas y académicas de Cuba como normales. No lo son, son totalitarias. ¿Cuándo entenderán?”.

La Administración Biden anunció este lunes 16 de mayo nuevas medidas de su política hacia Cuba, que incluyen, entre otras, el aumento del límite de 1000 dólares para el envío de remesas, el restablecimiento de vuelos chárter y regulares a provincias de la isla y el aumento del procesamiento de visas en la Embajada de Estados Unidos en La Habana.

El Departamento de Estado declaró en un comunicado que estas medidas fueron tomadas para “aumentar el apoyo al pueblo cubano en línea con nuestros intereses de seguridad nacional. El pueblo cubano enfrenta una crisis humanitaria sin precedentes, y nuestra política continuará enfocándose en empoderar al pueblo cubano para ayudarlo a crear un futuro libre de represión y sufrimiento económico”.