Poca papa para el pueblo

Seis libras de papas por personas es la asignación de abril para la venta y consumo del tubérculo en la capital, según informaron autoridades de La Habana.
Cosecha de papa
 

Reproduce este artículo

Seis libras de papas por personas es la asignación destinada este mes de abril a la venta y consumo del tubérculo en la capital, según informaron autoridades de La Habana. 

Dicha planificación se completará con la distribución de dos libras por consumidor en la próxima semana. No obstante, aún no se ha aclarado si en meses posteriores habrá comercialización del producto. 

Julio Martínez Roque, coordinador de programas del gobierno dijo que, durante la última semana, el suministro promedio de cultivos varios se ha mantenido en 500 toneladas diarias.

Por otro lado, la Isla de la Juventud retomó la cosecha de papa tras trece años, reportaron medios oficialistas. No obstante no se dieron pormenores con relación al destino final o rendimiento, sino que hicieron hincapié en la participación de estudiantes, trabajadores y soldados del Servicio Militar Activo en la recolección del producto agrícola.  

Una nota publicada por la Agencia Cubana de Noticias informa que al municipio especial le fueron otorgadas 80 toneladas de semillas de importación, las cuales son suficientes para plantar 30 hectáreas de papas. 

Según declaró Jorge Luis Tapia Fonseca a la ACN, “el volumen que se acopie será suficiente para vender durante los próximos cinco meses dos libras per cápita a los más de 83 mil habitantes” del territorio capitalino.

Los pronósticos de la cosecha de papa para este 2022 en Cuba están “bien distantes de la demanda nacional” y de los récords implantados décadas atrás, informó en marzo la Agencia Cubana de Noticias (ACN).

Enel Espinosa Hernández, especialista del Ministerio de la Agricultura en este cultivo, declaró al medio oficialista que se prevé recoger unas 116 mil 396 toneladas de papa en el país como resultado de la campaña de frío que comenzó en noviembre y concluyó en febrero último.

Entre las seis provincias que producen papas, Villa Clara y Artemisa no han logrado cumplir sus planes de siembra. Según el funcionario, en todo el país se han sacado ya 18 mil 765 toneladas de los campos.

El costo de cultivar este renglón agrícola en Cuba supera los 18 millones de dólares, sin tener en cuenta el fertilizante que necesita. El 79% de la semilla sembrada debió importarse del extranjero.

La resolución 34 del presente año del Ministerio de Finanzas y Precios, fechada el pasado 17 de febrero, actualiza el precio de acopio (compra al productor) y de venta minorista de la papa a consecuencia, según el organismo, “del encarecimiento de los insumos agrícolas que se adquieren para lograr las cosechas, costos que deben asumir los productores, así como los gastos adicionales de empleo de trabajadores”.
 

Recomendaciones

 

Relacionados