"Pasamos hambre": cubanos en cuarentena cuentan su historia
La mayor preocupación de los residentes era cómo buscar comida en las tiendas, si el barrio estaba completamente cerrado, con presencia policial y militar
 

Reproduce este artículo

Dos cubanos residentes en el barrio habanero El Palenque, La Lisa, contaron su historia sobre las dos semanas que estuvieron encerrados por un evento local de COVID-19.

En entrevista con Cubanet, Julio Rojas Portal, explicó que la decisión de las autoridades del régimen, de imponer una cuarentena en esta zona tomó por sorpresa a los vecinos, fue sin previo aviso.

Por supuesto, añade que la mayor preocupación de los residentes era cómo buscar comida en las tiendas, si el barrio estaba completamente cerrado, con presencia policial y militar.

Rojas Portal aseguró que se trajeron muy pocos productos de primera necesidad y todo fue vendido, a precios no subsidiados.

"Nada es gratuito y lo que se trajo se le vendió a la población", agregó.

También al cubano le queda la duda de si a todo el barrio se le aplicaron pruebas PCR para detectar el nuevo coronavirus, pues tiene testimonios, incluido el suyo, de personas que no le hicieron el examen.

Por otro lado, el habanero Lázaro Mendoza García, quien sufrió esta cuarentena, recuerda cómo militarizaron las cuadras. Pero, mucha policía y pocos alimentos.

"No reforzaron nada de alimentos acá. Pusieron unas carpas y solo un día vendieron unas bolsas de galleta, a 25 pesos cubanos (un dólar) y un poco de jugo de limón. La gente no compraba eso. Pasamos hambre", comentó Mendoza García. 

Además, criticó que hubiese "más policías que médicos. Yo no vi ningún médico, y encima de eso no le hicieron prueba a nadie en esta zona".

Las autoridades sanitarias de Cuba reportaron este 28 de septiembre 26 nuevos casos y ningún fallecido, lo que eleva las cifras totales a 5483 diagnosticados desde que llegara la COVID-19 a la isla a mediados de marzo de este año.

El jefe de epidemiología de Ministerio de Salud Pública, Francisco Durán, informó también que se mantienen 1241 personas ingresadas en los hospitales bajo vigilancia y, de ellas, 572 con la enfermedad. Se reportan dos pacientes en estado crítico y tres en estado grave.

La Habana es la provincia con mayor número de enfermos. Por esta razón, el primero de septiembre la ciudad entró en estado de sitio para reducir drásticamente la propagación del virus.

 

Video de Cubanet