Movimiento San Isidro aboga por la restauración de la ciudadanía
 

Reproduce este artículo

Luis Manuel Otero Alcántara, uno de los integrantes del Movimiento San Isidro que reúne a activistas de diferentes ramas del arte, señaló la necesidad de una restauración de la nacionalidad cubana atendiendo al desgaste sociocultural e histórico que sufre la isla, como consecuencia de un proceso dictatorial del régimen cubano. 

 

 

El Movimiento San Isidro reconoce que el trabajo debe estar enfocado fundamentalmente en las redes sociales. Primeramente, por el alcance masivo que ofrece el espacio virtual y consigo, un impacto decisivo en la sociedad. Sin olvidar que las redes ofrecen un espacio de opinión donde sus usuarios se convierten en conductores activos del contenido, fluyendo la retroalimentación. 

“Cuba es un país enfermo y debe ser sanado. Para lograr esa sanación se necesita un debate, porque temo a escenarios realmente catastróficos; más allá de quién tenga el poder, sino a nivel social. Y para que fluya ese debate debe haber pautas de respeto al otro, o entonces sería agresión y ataque. Y de lo contrario, no habrá sanación”, comentó el productor, Michel Matos, sobre la comunicación que debería fluir entre gobierno-sociedad para lograr un entorno favorable.

Iris Ruiz y su esposo Amaury Pacheco, también integrantes del Movimiento, hablaron en exclusiva para ADN Cuba sobre su trabajo para lograr este ejercicio de sanación.

“Me gustaría que la ciudadanía entienda cuáles son sus derechos y cómo realizar acciones en los espacios públicos mediante técnicas teatrales. Y para eso estoy utilizando el Método del Actor de Stanislavski, métodos de Bertolt Brecht, El Teatro de la Crueldad de Antonin Artaud, también uso un poco de Baudrillard con la hiperrealidad, y las técnicas y roles desde los espacios virtuales para crear una serie de diez tutoriales dedicados a la acción ciudadana”, contó la actriz cubana.

Por su parte Amaury continúa trabajando la poesía y pretende llevarla hasta el espacio virtual mediante su canal en YouTube, donde le gustaría que intercambien escritores cubanos de todas las orillas, ya sea dentro o fuera de la isla, en un ejercicio de unión. “Estoy desde hace mucho tiempo pensando a Cuba en una unidad más amplia a pesar de su diversidad”, agregó el poeta. 

Yasser Castellanos mediante el arte visual cuestiona qué somos, cuál es nuestra situación, nuestros problemas habituales y de que manera se podrían solucionar. Haciendo énfasis en el dialogo que se necesita crear en los diferentes espacios. 

Y de igual forma nos comentó Luis Manuel sobre las obras que viene creando desde hace algún tiempo. Partiendo desde reconocernos como monstruos sociales dentro de un esquema, hasta abrir una puerta. Puede sonar metafórico, pero justamente el artista dice estar pensando en lo absurdo cómo método para ver desde otro punto de vista. Una funcionabilidad distinta a la que nos habituamos.

“Dentro del espacio cultural que nos corresponde, nosotros tenemos bastante documentación al respecto, pero que sigue por debajo de la mesa y necesita ser mostrada”, argumenta Matos. “Y reconstruir la memoria histórica cubana va a ser muy complejo, y solo va a suceder cuando haya una transición a un espacio democrático”, asegura el productor.