Movimiento de San Isidro bajo vigilancia de la Seguridad del Estado
Otero dijo que este miércoles pensaba ir a tramitar el visado para salir de Cuba, pero agentes gubernamentales apostados afuera de su casa le informaron que él había sido incluido en la lista de regulados
 

Reproduce este artículo

 

El artista Luis Manuel Otero, quien ha sido acosado y detenido por el régimen cubano en una veintena de ocasiones en el último año, denunció este miércoles a través de Facebook que el Gobierno ha sitiado su casa justo en momentos en que él, como representante del movimiento San Isidro, viajaría el jueves fuera del país.

Otero dijo que este miércoles pensaba ir a tramitar el visado para salir de Cuba, pero agentes gubernamentales apostados afuera de su casa le informaron que, por los casos en que ha sido detenido anteriormente, él había sido incluido en la lista de “regulados”.

Ese es el término que utiliza el régimen de Miguel Díaz-Canel para designar a las personas que no pueden salir del país, por su papel opositor.

“Hoy amaneció la seguridad del Estado sitiando mi casa. Al no querer abrir mi casa si no era con una orden y yo no salir hasta que decida, casi derriban mi puerta unos policías a patadas”, dijo Otero.

Añadió que desde hace algunos días el Movimiento San Isidro viene preparando un viaje a un país de Latinoamérica, que no identificó, para recibir y dar unos talleres sobre arte. Pero ayer le llegó una citación policial, “justo el día que debía hacer los trámites para mi visa”.

El Movimiento San Isidro de gira por Latinoamérica. Hace ya 4 meses el régimen cubano me secuestró de forma muy agresiva...

Posted by Luis Manuel Otero Alcantara on Wednesday, January 15, 2020

 

 

“Ante la curiosidad por saber qué me dirían, me acerqué a la estación señalada y me recibieron con la noticia de que estaba regulado por mi juicio”, aseguró.

El artista aseguró que hace ya cuatro meses que el régimen cubano “me secuestró de forma muy agresiva y al verme en la estación desaparecido, sin que nadie supiera donde estaba, me informaron de un supuesto juicio que me estaban preparando por los delitos de "ultraje a los símbolos patrios" y "desacato agravado".

Agregó que ya han pasado cuatro meses y no ha sabido nada ni de juicio ni de información, simplemente durante ese tiempo “puras amenazas y más secuestros de la policía política”, que alcanzaron 18 el año pasado.

Otero añadió que le dijo a la policía que iría al aeropuerto de todos modos “y que si me querían detener lo tendrían que hacer en emigración ya que todo esto era ilegal totalmente”.

“Nos vemos en el aeropuerto mañana a las 7 am, que es la hora de mi vuelo. Yo tengo todo el derecho de moverme libremente ya que ellos son unos ilegales. Sabemos que no podré viajar pero nadie me deja preso en mi casa! No tienen el derecho!”, subrayó.

 

 

La organización Human Rights Watch, en su informe sobre Cuba de 2019, dijo que los funcionarios de seguridad casi nunca presentan órdenes judiciales para justificar la detención de críticos.

En algunos casos, agregó, los detenidos son liberados tras recibir advertencias oficiales, que los fiscales pueden utilizar durante procesos penales posteriores para demostrar que existe un patrón de conducta delictiva.

HRW dijo que en abril de 2018, el presidente Díaz-Canel firmó el Decreto 349, que establece restricciones amplias e imprecisas a la expresión artística que no sea autorizada por el régimen.

La organización señaló que el decreto prevé distintas sanciones, como multas, el decomiso de materiales, la cancelación de eventos artísticos y la revocación de licencias. Diversos artistas independientes locales se han manifestado en contra del decreto.

El 11 de agosto, miembros de la policía detuvieron y golpearon a Luis Manuel Otero Alcántara y al menos a otros tres artistas cuando intentaban organizar un concierto contra el decreto.