Ministro cubano en Paris: "Sin cultura no hay desarrollo"

Más de 140 ministros se reunieron en la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco)
Ministro cubano
 

Reproduce este artículo

El ministro de Cultura del régimen cubano, Alpidio Alonso, se encuentra en Paris, Francia, participando en un foro multilateral que se celebra allí.

Según informó Prensa Latinamás de 140 ministros y altos representantes se reunieron en la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en París para debatir sobre el papel de la cultura en las políticas públicas de todo el mundo y su impacto en el desarrollo sostenible.

Alonso declaró a PL que "para Cuba la cultura tiene una importancia cardinal en el cumplimiento de la Agenda 2030", y añadió que "sin la participación de la cultura no hay desarrollo posible".

El funcionario explicó que "valoramos la cultura no en un sentido comercial, como muchas veces se enfoca, sino como un elemento de cohesión social y dinamizador de las sociedades, que reúne los mejores sentimientos del ser humano y todo aquello que verdaderamente vale la pena defender".

Aseguró que esos son los criterios con los que Cuba concurre al Foro de ministros de Cultura, al tiempo que elogió el modo en que se organizó el encuentro y "el énfasis que se ha puesto en la cultura, que la propia directora general de la Unesco resaltó en su discurso".

Para el ministro, este evento, "ha dado la posibilidad de conocer, de debatir, de evaluar problemas globales a la luz de experiencias muy diferentes y de intercambiar lo cual es muy positivo', a pesar de que 'los retos son muy grandes, hay muchas asimetrías, mucha desigualdad, y puntos de vista muy diferentes".

Destacó, frente a las visiones más economistas sobre la cultura, el papel que esta tiene en Cuba donde se vincula 'a la creación, a la posibilidad de participación y al desarrollo integral del ser humano, para conseguir su plenitud en la sociedad', explicó.

Por último Alonso dijo que "la amplitud de la agenda y la profundidad de los debates llevados a cabo, con un amplio abanico de posiciones', pero con un denominador común 'de defensa del multilateralismo, del reconocimiento de las diferencias' y en su opinión 'de defensa del papel de la cultura en el desarrollo y en el progreso".

 

Alpidio Alonso fue uno de los férreos defensores del famoso decreto 349, al que tantos artistas cubanos se opusieron.

“El decreto busca regular las acciones artísticas en los espacios públicos para eliminar el intrusismo, la chabacanería y la vulgaridad”, había declarado el funcionario del régimen.