El director de un espectáculo de transformistas le dijo que debía llamarse Rosa, porque su personaje se parecía a la gran vedette Rosita Fornés. Pero ella se negó, porque mucha gente la conocía con el nombre de la ciudad, y se quedó así, Habana. ...