Piden a ministros cubanos que muestren sus recibos de consumo eléctrico

Pese a los intentos del régimen por aplacar los caldeados ánimos de la población, la molestia continúa. Desde el pasado 10 de diciembre con el anuncio de la unificación monetaria reina gran incertidumbre en el país
Piden a ministros cubanos que muestren sus recibos de consumo eléctrico
 

Reproduce este artículo

Una petición online que circula desde este miércoles, solicita a los ministros cubanos que muestren sus recibos de consumo eléctrico, tras la inconformidad de la población por las nuevas tarifas de este servicio.

La iniciativa fue publicada en la plataforma change.org por la usuaria, Luciana Zarnera y esta ahora tiene unas 20 firmas de apoyo.

"Los dirigentes cubanos no pagan la corriente eléctrica. Los recibos de corriente llegan con asteriscos, pues ellos pueden consumir lo que quieran sin pagar un centavo, mientras le piden al pueblo ahorro", inicia la petición.

Por último, exigen transparencia con el pueblo, enseñando sus recibos.

Este lunes 14 de diciembre, Alejandro Gil Fernández, viceprimer ministro y jerarca de Economía y Planificación, aseguró que la nueva tarifa eléctrica de Cuba es "justa y equitativa".

En declaraciones publicadas por el periódico oficialista Granma, el funcionario del gobierno dijo que "la fórmula que se ha buscado es la más justa, equitativa, parte de nuestros principios de justicia social y toma en cuenta la protección de las capas de menores ingresos de la población"

Pese a los intentos del régimen por aplacar los caldeados ánimos de la población, la molestia continúa. Desde el pasado 10 de diciembre con el anuncio de la unificación monetaria reina gran incertidumbre en el país.

La electricidad en Cuba es proveída totalmente por el Estado a precios que define como subsidiados y a partir de enero, con el inicio del “ordenamiento”, estos aumentarán en más de cuatro veces para el sector residencial.

La tarifa actual establece un costo de nueve centavos para los primeros 100 kilowatts por hora (kWh) de consumo, 30 centavos para los siguientes 50, 40 para el tramo de 151 a 200, 60 para el de 201 a 250, 80 para el de 251 a 300 kWh, y así va aumentando progresivamente hasta establecer el pago de cinco pesos cubanos por cada kWh que rebase la cantidad de 5000. 

En cambio, la tarifa que se hará vigente a partir de enero, por acuerdo del Consejo de Ministros hecho público este 10 de diciembre en la Gaceta Oficial de la República, establece un costo de 40 centavos para los primeros 100 kWh de consumo en los hogares de la isla.

Los siguientes 50 kWh tendrán un costo de 1,30 pesos, mientras que los del tramo de 151 a 200 valdrán 1,75 y tres pesos los ubicados entre 201 y 250. Así, respecto a la tarifa precedente, todos los tramos incrementan su costo en poco más de cuatro veces.