Minint desarticula red de revendedores de productos de las tiendas MLC

Las fuerzas del Ministerio del Interior (Minint) en Villa Clara, desde hace semanas, desarticulan redes de revendedores de productos de las tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC).
Policías en Villa Clara. Foto tomada de Telecubanacán
 

Reproduce este artículo

Las fuerzas del Ministerio del Interior (Minint) en Villa Clara, desde hace semanas, desarticulan redes de revendedores de productos de las tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC).

También persiguen los oficiales a quienes expenden combos alimenticios pagados desde el extranjero.

Estas redes se dedican, mayormente al comercio electrónico en plataformas como WhatsApp y Telegram. En estas redes suelen vender equipos electrodomésticos y otras mercancías obtenidas en las costosas tiendas que habilitó el régimen para recaudar divisas.

Según Telecubanacán, la TV estatal de esa provincia, en los últimos 15 días el Minint ha detectado “casos de acaparamiento, actividad económica ilícita, propagación de epidemia, transportación de mercancías de procedencia dudosa o sin justificación legal, engaños al consumidor, estafa, reventa de productos con precios abusivos, apropiación indebida de recursos del estado, entre otros”.

Este tipo de comercio ilegal ha traspasado las fronteras de Villa Clara gracias a autos Tour rentados. El Teniente Coronel Carlos Morales, quien es el segundo jefe de la Policía Nacional Revolucionaria en ese territorio dijo que más de veinte personas son procesadas por transportación ilegal de mercancía.

Las violaciones se detectaron en los siguientes municipios: Placetas, Santa Clara, Manicaragua, Caibarién, Sagua la Grande, Ranchuelo y Corralillo.

No escaparon los trabajadores privados a la ola de inspecciones de la Dirección de Inspección Integral y Supervision  (DIS) en esa provincia, pues fueron aplicadas unas 476 multas y se detectaron 898 violaciones en centros estatales y negocios por cuenta propia.

Más de veinte cuentapropistas perdieron sus licencias como escarmiento, las autoridades aplicaron seis decomisos y doce ventas forzosas.

Las multas aplicadas oscilan entre los mil y 15 mil pesos por las irregularidades detectadas, otra entrada de dinero a las arcas del Estado.

Régimen tras la pista de acaparadores

Recientemente un ciudadano cubano de Manicaragua fue detenido por poseer 142 tubos de pasta dental. Un texto publicado por el oficialista Vanguardia no especifica las razones del acaparamiento ni la situación legal del cubano.

Solo refiere que la detención ocurrió como parte de varios operativos que desde principio de este mes han estado llevando a cabo (PNR) y la DIS en la provincia, para actuar sobre "actividades económicas ilícitas".

Entre las acciones detectadas el diario estatal señala a un "auto de renta de turismo detenido cuando transportaba sacos de papa en Placetas", municipio en el que también la PNR actuó sobre "una fábrica ilegal de galletas, así como una panadería clandestina".

El artículo añade que en la vivienda del ciudadano que conducía el auto rentado fueron encontrados 27 sacos más de papas, entre otros productos.

Hechos similares ocurren en toda la isla donde muchos recurren al acaparamiento y a revender productos para sobrevivir a la fuerte crisis que atraviesa el país.