Panamá, Ecuador, Costa Rica y Colombia acuerdan proteger a migrantes cubanos

Los estados de Panamá, Ecuador, Costa Rica y Colombia firman un acuerdo para proteger a migrantes cubanos y de otros países varados en el poblado colombiano Necoclí
Los gobiernos de Panamá, Ecuador, Costa Rica y Colombia firman un acuerdo para proteger a migrantes cubanos y de otros países varados en el poblado colombiano Necoclí
 

Reproduce este artículo

Representantes de los estados de Panamá, Ecuador, Costa Rica y Colombia firmaron un acuerdo conjunto para proteger a más de 10,000 migrantes cubanos y de otros países varados en el poblado colombiano Necoclí.

Según el medio Ecuavisa, el encuentro tuvo lugar en Capurganá, Colombia, y estuvieron presentes los defensores del pueblo de ese país, Carlos Camargo; de Panamá, Eduardo Leblanc; de Costa Rica, Catalina Crespo Sancho; y de Ecuador, Zaida Elizabeth Rovira Jurado.

Los funcionarios están especialmente preocupados por el bienestar de niños, adolescentes, mujeres y personas mayores procedentes de Cuba, Haití, África y Asia.

El documento señala que los organismos trabajarán "conjuntamente en estrategias de prevención, detección, atención especializada de los migrantes que han sido víctimas de violencia sexual, trabajo infantil, trata de personas, tráfico de migrantes, explotación laboral y otras formas de vulneración".

Además implementarán medidas humanitarias en zonas más peligrosas, con un enfoque de "protección integral de la infancia y la adolescencia, en especial la no acompañada".

Próximamente se convocará una reunión de la Red de Instituciones Nacionales de Derechos Humanos del Continente Americano (RINDHCA) para presentar esta problemática regional.

La semana anterior el alcalde de Necoclí, José Augusto Tobón, dijo que el municipio está colapsado por una crisis migratoria sin precedentes y por la que hay unas 9,000 personas que buscan llegar a Panamá en su camino hacia Estados Unidos.

La peligrosa Selva del Darién

El objetivo de estos migrantes es cruzar el peligroso Tapón del Darién, fronterizo entre Colombia y Panamá, para seguir hacia el norte del continente.

Hasta inicios de junio, aproximadamente 12 migrantes habían fallecido este año intentando cruzar la Selva del Darién, aseguró el ministro panameño de Seguridad, Juan Pino.

También conocido como el Tapón del Darién, es la ruta utilizada por miles de personas para llegar países de América del Norte con mejor calidad de vida, específicamente Estados Unidos.

"El Darién es una selva muy dura, muy espesa, la crecida de los ríos también, han habido aproximadamente 12 personas, migrantes, que han perdido la vida, que los han agarrado cabezas de agua y todo lo demás", declaró el jerarca del Ministerio de Seguridad Pública.

Pino aseguró que hasta junio, unos 17,000 migrantes llegaron a Panamá en lo que va de 2021 y habían recibido un "trato humanitario".