Migrantes cubanos en Panamá estarían expuestos al coronavirus
La decisión de regular estrictamente la entrada y salida a Darién es evitar que el virus se propague entre los 2500 migrantes que se encuentran allí, la mayoría cubanos y haitianos
Migrantes cubanos en Panamá estarían expuestos al coronavirus

Darién, la famosa provincia fronteriza de Panamá, por donde pasan cientos de migrantes un día normal, ha sido cerrada por el gobierno debido a la fuerte presencia de COVID-19 en la zona.

Según reportó La Estrella, a pesar de ser la ciudad más pequeña de ese país, con apenas 55 346 habitantes, ocupa el tercer lugar en mayor cantidad de enfermos del nuevo coronavirus, con 104 infectados.

La decisión de regular estrictamente la entrada y salida a Darién es evitar que el virus se propague entre los 2500 migrantes que se encuentran allí, la mayoría cubanos y haitianos, de los cuales reporta ese medio que hay 50 sospechosos.

También informaron que gran parte de los campamentos de migrantes carecen de condiciones de salubridad: falta de agua, servicios y hay hacinamiento, óptimas condiciones para la propagación de contagioso virus.

A la entrada de este pueblo hay un puesto de control sanitario que prohíbe la entrada de vehículos y personas no autorizadas, por lo que quienes intenten entrar sin autorización recibirán multas entre $150 y $1000.

Para atender los casos de Covid-19, la provincia tiene funcionando tres hospitales en El Real, La Palma y Yaviza.  Además, hay seis centros materno infantiles disponibles para la emergencia sanitaria.

Entre enero y mayo del año anterior el Servicio Nacional de Migración (SNM) de Panamá ha interceptado a 688 emigrantes extranjeros, la mayoría procedente de Colombia y Cuba, por su permanencia de manera irregular en el país y otras razones jurídicas.

Panamá ha sido en los últimos años uno de los destinos favoritos de muchos migrantes de la región, principalmente venezolanos, colombianos y centroamericanos.

Asimismo, se ha transformado es un país de cruce para miles de migrantes que buscan llegar a Estados Unidos y comienzan el el istmo su recorrido de miles de kilómetros, a menudo movilizados por mafias internacionales de tráfico de personas.

El arribo masivo de cubanos entre finales de 2015 e inicios de 2016 generó una crisis humanitaria en Panamá y Costa Rica, que se consideró como una consecuencia del deshielo de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos y el fin de los beneficios migratorios para los isleños en el país norteamericano.

Actualmente en Panamá hay 3574 casos de coronavirus y han fallecido 95 personas desde el inicio del brote hace poco más de un mes.