Costa Rica y Belice implementarán programas de regularización para cubanos

Como parte de los acuerdos suscritos en la Declaración de Los Ángeles, Costa Rica y Belice anunciaron que impulsarán acciones para regularizar a los migrantes
Costa Rica y Belice implementarán programas de regularización para cubanos
 

Reproduce este artículo

Como parte de los acuerdos suscritos en la Declaración de Los Ángeles, avalada por una veintena de países de la región durante la Cumbre de las Américas, Costa Rica y Belice anunciaron que impulsarán acciones para regularizar a los migrantes que deseen quedarse en su territorio
En este empeño Costa Rica renovará un programa de protección temporal enfocado en personas provenientes de Cuba, Venezuela y Nicaragua.  

El actual gobierno de los Estados Unidos informó que por su parte renovará la tramitación de visados familiares para cubanos y haitianos, con el objetivo de frenar el flujo irregular de migrantes. Al mismo tiempo impulsará la contratación de trabajadores provenientes de Centroamérica. 

Con dicha intención, el gobierno de Biden anunció que invertiría 3 mil 200 millones de dólares para “combatir la inmigración ilegal”.  “Abordar la crisis migratoria sin precedentes en la región requiere que nos replanteemos cómo vemos la financiación multilateral del desarrollo y cómo gestionamos las tensiones en nuestras economías”, se pronunció la Casa Blanca.

Además, se dio a conocer que el Departamento de Estado trabaja con México para disminuir el tráfico en la frontera sur de EEUU, con patrullas, puntos de control y persecución de traficantes, según informó un funcionario.

La Declaración de Los Ángeles, que bajo el principio de una “responsabilidad compartida” busca "impulsar una migración ordenada",  fue avalada en la Cumbre de las Américas por Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Panamá, Perú y Estados Unidos. También participan Argentina, Barbados, Belice, Jamaica, Paraguay y Uruguay.

Según reportó Noticias Telemundo, dicho acuerdo regional “prevé reforzar las vías legales para emigrar; facilitar la devolución de los indocumentados que sean rechazados en las fronteras; reforzar la ayuda económica a las regiones más desfavorecidas; y una respuesta coordinada de las crisis desencadenadas por la emergencia climática”.

Frente a este acuerdo, el ministro de relaciones exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla publicó en su perfil de Twitter que “la Declaración Hemisférica sobre Migración y Protección de Migrantes impuesta en IX Cumbre por Estados Unidos es muestra de su visión racista, xenófoba y expoliadora de los migrantes. No atiende en modo alguno las causas reales de la migración”.

México ha realizado, en lo que va de año, 21 operaciones de retorno a través de las cuales se han devuelto a Cuba mil 247 personas por vía aérea en lo que va de año. A ello se suman alrededor de 70 operaciones de retorno por parte de los Estados Unidos y Las Bahamas mediante las cuales fueron devueltos cerca de tres mil cubanos a la isla. 

Por otro lado, desde el 1 de octubre de 2021, fecha en que inicia el año fiscal en los Estados Unidos, las tripulaciones de la Guardia Costera interceptaron a 2.319 cubanos. Esta cifra es significativamente superior a las registradas en los años comprendidos entre 2017 y 2021, y representa casi la mitad de la registrada en todo el calendario de 2016.

Al cierre del mes de mayo, alrededor de 9700 migrantes cubanos solicitaron protección internacional según informó la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR).
 
La nacionalidad cubana volvió a ser la segunda en importancia, solo antecedida en este periodo por las personas procedentes de Honduras.     

Entre octubre de 2021 y abril de 2022, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos ha contabilizado aproximadamente a través de su frontera con México un millón 479 mil cruces fronterizos, de los cuales cerca de 115 mil correspondían a migrantes cubanos, cifra que va en ascenso cada mes.

Denota también en las estadísticas el incremento en el total de unidades familiares que han cruzado la frontera en comparación con años anteriores.