Detienen en Trinidad y Tobago a dos migrantes cubanos
Autoridades policiales de Trinidad y Tobago detuvieron a dos cubanos que se encuentran ilegalmente en el país. Las islas caribeñas se han convertido en una de las principales rutas empleadas por migrantes irregulares para atravesar Centroamérica
Migrantes cubanos y venezolanos en Trinidad y Tobago

Autoridades policiales de Trinidad y Tobago detuvieron a seis personas que se encuentran ilegalmente en el país. Se trata de dos cubanos y cuatro venezolanos que fueron entregados a la División de Inmigración después de ser vistos por la policía de Crown Point.

Los cubanos fueron detenidos en Bon Accord Developments el martes y han estado en el país desde septiembre de 2019. Los venezolanos, que se cree ingresaron al país después del cierre de las fronteras, fueron detenidos en Gaskin Bay Road, Bon Accord.

Actualmente el caso de los inmigrantes fue traspasado a la División de Inmigración para el seguimiento correspondiente, según reportó el diario Loop News.

El país caribeño conformado por dos islas, cercano a Venezuela, es una de las principales rutas empleadas por migrantes irregulares para atravesar Centroamérica, entre los que se encuentran muchos cubanos que escapan de la escasez de alimentos y falta de libertades hacia cualquier nación.

Trinidad y Tobago forma parte de la lista de los países que no exigen visa a los cubanos, por lo que el solicitante no tendrá que hacer ningún trámite desde Cuba. Esta posibilidad ha propiciado que lleguen a las islas cientos de personas para concretar negocios personales, como “mulas” de comerciantes o con el fin de tener un puente hacia otro destino definitivo. 

ADN Cuba ha denunciado la xenofobia y la discriminación que sufren niños cubanos y venezolanos en este país, expuestos en muchas ocasiones a cruzar la selva del Darién durante su travesía hacia Estados Unidos.

La cubana Yaquelín Vera, quien ha vivido cuatro años en Trinidad y Tobago como refugiada de las Naciones Unidas, contó a Radio Martí, todo lo que ha sufrido en esta nación por la salud de su hijo Erick Reyes, de 20 años, enfermo de una hernia umbilical, que nunca se ha podido operar.

A inicios de mayo de 2019 ADN Cuba también publicó la historia de un grupo de refugiados cubanos que se encontraban acampando en un terreno baldío en Warrenville, Trinidad y Tobago, que “desapareció” del área según reportó el diario Daily Express del país caribeño.

De los doscientos y tantos que llegaron a ser, apenas quedaban nueve. Y su travesía había sido la del burocratismo entre la ONG Living Water Community, la sede del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Puerto España, la ayuda que les envían desde los Estados Unidos y el mismo gobierno trinitario.

La embajada cubana, que se supone represente a sus ciudadanos, se dedica a presionar para que sus vidas sean más miserables de lo que ya son, según los testimonios.

Según los últimos datos publicados por la ONU, en Trinidad y Tobago el número de inmigrantes asciende a unos 59 mil 249 de inmigrantes, lo que supone un 4,26% de la población del país. La inmigración femenina es superior a la masculina, con 30 mil 135 mujeres, frente a los 29 mil 114 de inmigrantes varones.

Actualmente el país reporta 116 casos confirmados por el nuevo coronavirus y ocho fallecimientos.