Médico cubano en Brasil explica abusos de misiones y agradece a Bolsonaro

En una entrevista con la diputada Caroline De Toni, el médico cubano Lesme Dariel, radicado en la localidad brasileña de Guarujá do Sul, explicó las pésimas condiciones que les imponía el régimen para cumpliresta misión.

Según contó, a los tres años de estar trabajando, abandonó dicho programa y actualmente ejerce su profesión con un salario digno en Brasil.

 

 

"Conocí a Lesme Dariel, un médico cubano que reside en Guarujá do Sul. Nos contó cómo él y sus colegas de Mais Médicos fueron explotados por el régimen cubano. Hoy, Lesme es médico en Brasil, que revalidó su título, y agradece al gobierno de Bolsonaro", dijo la diputada.

De acuerdo con Dariel, el salario que se pagaba en Mais Médicos era de 12 500 reales (3000 dólares), y el gobierno se quedaba con el 85%.

"Hoy soy un médico libre, trabajo en Brasil como médico brasileño, recibiendo lo que realmente es el fruto de mi trabajo", agregó.

Este programa de supuestas misiones terminó en 2018 cuando el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, anunció que para permitir la permanencia de los galenos en su territorio el régimen debía cambiar sus políticas, lo cual no fue aceptado por las autoridades cubanas.

 

 

A finales de septiembre, en el evento “Llamado a la acción: relatos de primera mano de abusos en las misiones médicas en el extranjero de Cuba”, se dieron testimonios de médicos cubanos que denunciaron al régimen de la Isla por tráfico de personas.

El Departamento de Estado de EEUU, que acogió la cita, ha incluido a Cuba este año en la “lista negra” de países que no hacen lo suficiente para combatir el tráfico de personas. Funcionarios del gobierno norteamericanos también participaron en el encuentro.

De acuerdo con el Departamento de Estado norteamericano, los programas de misiones médica cubanas emplean hasta 50 mil profesionales de la salud en más de 60 países y son una fuente importante de ingresos para el gobierno de Cuba.