Madre desesperada pide ayuda para su hija paralítica y ciega
Su hija padece de incontinencia urinaria, es paralítica y ciega, y las autoridades cubanas le han negado apoyo
Asistencia social

Yamilet Blanco, de Holguín, madre de una niña de 14 años paralítica y ciega, ha pedido apoyo a las autoridades cubanas en muchas ocasiones para ayudar en la crianza de su hija, pero siempre se la han negado.

Confesó al diario Juventud Rebelde que ya en su municipio agotó las energías para clamar por una solución ante la situación tan dura de su hija. La niña sufrió a la edad de ocho una encefalomielitis posherpética, enfermedad que le afectó la médula espinal y el cerebro, y la dejó paralítica y ciega.

Padece de incontinencia urinaria. La madre ha solicitado ayuda en cuanto a cama, colchón y sábanas, ya que la muchachita no tiene control sobre sus necesidades fisiológicas.

“Se me ha denegado el apoyo por Asistencia Social, pues la subdirectora del centro donde radican las trabajadoras sociales dice que no es un caso crítico. Ahora en febrero mi hija será remitida a un hospital de Santiago de Cuba, por presentar una doble escoliosis avanzada, con las vértebras de la columna muy separadas. Le pondrán un yeso desde los hombros hasta la cintura”, añade Yamilet.

“Yo era trabajadora de la Salud y tuve que dejar de laborar para cuidar a mi hija, que comenzó a padecer crisis de ausencia al afectársele células del cerebro. Realmente no se ha ayudado con el problema de mi hija. Estoy desesperada. Ya no sé dónde plantear mi inquietud y que se me escuche”, concluye la madre.


Casos como este se ven comúnmente en Cuba, debido al deterioro general de los sistemas de asistencia social y la pobreza generalizada.

ADN Cuba reportó el caso de Ismary Guzmán, quien reside en un cuarto que no se puede llamar casa: vierte sus desechos directo a una fosa, no tiene cocina y las paredes ni siquiera están repelladas. Vive con sus cuatro hijos menores y excepto algunos vecinos, nadie se apiada de ella. 

“He ido al gobierno, a vivienda, he ido a todos lados en busca de ayuda, porque soy madre soltera de cuatro niños, y el presidente ha repetido varias veces que ayudaría a las mujeres con varios hijos, pero a mí el gobierno me tiene abandonada, y ya estoy cansada de pasar trabajo y de que me maltraten”, resaltó Ismary.

El 55% de los hogares cubanos recibe un ingreso de menos de 100 dólares al mes, de acuerdo con un informe que presentará mañana el Observatorio de Derechos Sociales, una iniciativa de Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) con sede en Madrid, España.

El dato lo ha revelado la invitación al evento, que añade que cerca del 50 % de esos hogares se encontrarían por debajo de índice de pobreza, según los indicadores que establecen los organismos internacionales. Más información se dará a conocer durante el Primer Informe sobre el estado de los Derechos Sociales en Cuba, que sesionará este martes en el Círculo de Bellas Artes de la capital española.