Madre cubana desatendida por el gobierno agradece al exilio por ayuda recibida
Si autoridades cubanas le preguntasen por el dinero, Tojosa afirmó que, sin esconderse, diría con orgullo que se lo dieron Otaola y los cubanos de fuera, sensibilizados con su historia como no lo ha estado el Gobierno
Tojosa y su hermana. Captura de pantalla del video de Cubanet
 

Reproduce este artículo

Ismary Guzmán Caraballo, la madre cubana desatendida por el gobierno cuya historia trascendió días atrás en redes sociales y medios de la prensa independiente de y sobre la isla, agradeció al exilio por la ayuda recibida: unos dos mil dólares que le permitirán reponer para sus niños muchas de “las cositas” que perdió cuando “quemaron su casa”.

“Yo estoy agradecida por Otaola y la gente que me han ayudado para que mis hijos tengan sus cositas de nuevo. No pensaba tener las cosas de nuevo, ni la plancha ni nada, ni televisor”, dijo Ismary o Tojosa, como le conocen sus vecinos y familiares, a Enrique Díaz Rodríguez, de Cubanet.

Éste compartió un video en Youtube en el que se ve a Ismary y su hermana, Danay, agradeciendo ante cámara la ayuda recibida, fruto de una iniciativa del presentador cubano Alexander Otaola, quien, tras conocer la historia de Tojosa, motivó a muchos cubanos en el exilio a donar algo de dinero para la madre.

{"preview_thumbnail":"/sites/default/files/styles/video_embed_wysiwyg_preview/public/video_thumbnails/X4vnLpB0Pv0.jpg?itok=6ZctX16J","video_url":"https://www.youtube.com/watch?v=X4vnLpB0Pv0&feature=youtu.be","settings":{"responsive":1,"width":"854","height":"480","autoplay":0},"settings_summary":["Embedded Video (Responsive)."]}

Ismary ha pedido varias veces ayuda al gobierno de la isla ante su difícil situación. “Yo quisiera que Díaz-Canel me viera, porque he querido llegar a donde está él y me han dicho que no. Todos los funcionarios que he visto me maltratan y no les importa la vida de mis hijos, me siento abandonada”, dijo en días pasados.

“He ido al gobierno, a vivienda, he ido a todos lados en busca de ayuda, porque soy madre soltera de cuatro niños, y el presidente ha repetido varias veces que ayudaría a las mujeres con varios hijos, pero a mí el gobierno me tiene abandonada, y ya estoy cansada de pasar trabajo y de que me maltraten”, resaltó Ismary en declaraciones recogidas por Cubita Now, entre otros medios, a partir del primer video de Cubanet en el que se dio a conocer el caso.

{"preview_thumbnail":"/sites/default/files/styles/video_embed_wysiwyg_preview/public/video_thumbnails/QGB37P_bz5w.jpg?itok=9VW-5iaY","video_url":"https://www.youtube.com/watch?v=QGB37P_bz5w","settings":{"responsive":1,"width":"854","height":"480","autoplay":0},"settings_summary":["Embedded Video (Responsive)."]}

“Me quemaron la casa, quizás los mismos que mataron a mi esposo, algo que nunca se supo, pero la realidad es que me quedé sin nada. Tuve que vender mi ropa, el pelo, todo lo que pude para poder darle de comer a mis niños, pues nunca más he podido trabajar para poder atenderlos, y ya no puedo más”, agregó en ese entonces.

Cuestionada por el reportero de Cubanet al recibir la ayuda del exilio sobre qué diría si autoridades cubanas le preguntasen por el dinero, Tojosa y su hermana afirmaron que, sin esconderse, dirían con orgullo que se lo dieron Otaola y los cubanos de fuera, sensibilizados con su historia como no lo ha estado el Gobierno.