“Machete que son poquitos”: el grito de guerra de las turbas castristas

La incitación a la violencia al grito de “Machete que son poquitos” ha sido ya empleado por el régimen contra la oposición en otros momentos de la historia cubana reciente
Laura Pollán
 

Reproduce este artículo

La incitación a la violencia al grito de “Machete que son poquitos” ha sido ya empleado por el régimen contra la oposición en otros momentos de la historia cubana reciente. 

Usuarios en Twitter revelaron videos donde los integrantes de mítines de repudio en el pasado gritaban la triste frase contra los que disentían.

El periodista de America CV Network, Rolando Nápoles recordó que las Damas de Blanco también han sido víctimas de las Brigadas de Acción Rápida.

 “Recordatorio: hace ocho años frente a la sede de las Damas de Blanco en La Habana también se gritó eso de “machete, que son poquitos”. Gritadas por mujeres contra mujeres. Para que después no digan que la dictadura no promueve la violencia del pueblo contra la oposición en #Cuba” escribió Nápoles.

En el audiovisual compartido por el reportero un grupo de cubanas defensoras de la dictadura gritan frente a la sede de las Damas de Blanco.

También Norges Rodríguez ilustró en un hilo de esa red social que las turbas castristas siempre han promovido la violencia.

Rodríguez tuiteó un video donde durante una entrevista a Laura Pollán, líder de Las Damas de Blanco se escuchaba de fondo a una horda de represores gritando que les dieran machete que eran pocas.

En un artículo por la muerte de Pollán en octubre de 2011 el diario digital español Público diría:

“Las imágenes de Laura Pollán arrastrada por la Policía y agredida por partidarios gubernamentales durante la Primavera Blanca (marzo de 2010, séptimo aniversario de la Primavera Negra y un mes después de la muerte del preso de conciencia Orlando Zapata, tras permanecer 85 días en huelga de hambre) estremecieron el mundo. Previamente, la lucha por los derechos humanos de las Damas de Blanco había obtenido el Premio Sajarov del Parlamento Europeo. "¡Machete, que son poquitas!", gritaba la turba en la última acción contra Pollán”.

El post de ayer 7 de diciembre del medio oficialista Cubadebate es solo la continuidad del Terrorismo de Estado que impulsa el gobierno en la Isla.

Quienes dirigen Cubadebate se vieron obligados a retirar el post, pero ya la polémica estaba desatada e incluso fue en aumento.

El discurso de odio transmitido por Cubadebate justo cuando los miembros y simpatizantes del Movimiento San Isidro (MSI) y el grupo de artistas y activistas que se manifestaron el 27 de noviembre frente a la sede del Ministerio de Cultura (Mincult) están siendo difamados en la televisión cubana no tiene cabida en una sociedad democrática, pero en Cuba no existe la democracia.

“Como diría el Titán de Bronce: ‘Machete, machete que son poquitos’”, posteó el referido medio en sus perfiles de las redes sociales Facebook y Twitter, seguidos por obligación por muchos cubanos vinculados al régimen y sus instituciones.

La frase estuvo acompañada de una foto del monumento a Antonio Maceo creado por Alberto Lescay para erguirse en la plaza de Santiago de Cuba que lleva el nombre del ilustre prócer independentista cubano, e ilustra a la perfección la manera predilecta de los “revolucionarios” cubanos de lidiar con aquellos que les resultan incómodos o atrevidos por cuestionar al régimen y abogar por el reconocimiento y respeto del pluralismo político e ideológico.

Fue tan explícita e indignante la incitación a la violencia del mensaje que centenares de usuarios reaccionaron negativamente en las redes y criticaron al medio oficialista por su publicación. 

La incitación a repartir machetazos a activistas, opositores y libre pensantes incómodos pudiera resultar para algunos una interpretación extrema de la frase de Maceo. Sin embargo, casos como el de Sirley Ávila exponen cuán real puede llegar a ser.