Les quitan pasaporte y carnet de identidad: así viven los deportados en Cuba

La vida de los cubanos deportados a la isla es verdaderamente un calvario: en muchas ocasiones, les quitan su pasaporte, carnet de identidad y no logran obtener trabajo.

Ese es el caso de Dariel Hevia, entrevistado por Américateve, quien sufrió la deportación desde Estados Unidos el 5 de octubre.

A pesar de las pésimas condiciones en las que se encuentra, desde que llegó a La Habana intenta ayudar a otros deportados como él: les proporciona dinero, casa, entre otros, gracias a personas solidarias que residen en Estados Unidos.

"No sé qué va a hacer de mi vida, no me entregaron ni mi pasaporte ni mi carnet de identidad", contó Hevia a este medio.

El habanero inició su viaje tras aterrizar en Panamá, cruzó los países centroamericanos hasta llegar a Ciudad Juárez, México, y cruzar por el puente fronterizo. Después del cruce permaneció en centros de detención norteamericanos y por último en uno de Lousiana, que califica como "un infierno", hasta la deportación.

Según cifras oficiales, entre octubre de 2018 y agosto de 2019, han sido deportados a la isla desde EEUU un total de 743 cubanos.

 

 

La cifra de cubanos deportados de EEUU (463) creció en el año fiscal 2018 en un 189% con respecto a 2017, según el reporte anual del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Las estadísticas de devoluciones de cubanos han aumentado significativamente los últimos tres años como resultado de los acuerdos bilaterales establecidos tras la modificación de la política migratoria, el 12 de enero de 2017. El cambio en el estatus migratorio de los cubanos se combinó con la agresiva política del nuevo presidente para proteger las fronteras e impedir la inmigración ilegal a través de México.

 

Reportaje de Américateve