Lázaro Bruzón: Nadie me paga por hablar mal, lo hago con tremendo placer
El ajedrecista aseguró este sábado que sus críticas al régimen las hace con tremendo placer y no tienen que ver con que alguien le pague o no, como a diario aducen los defensores de la llamada revolución sobre los detractores
Lázaro Bruzón
 

Reproduce este artículo

El ajedrecista cubano Lázaro Bruzón aseguró este sábado que sus críticas al régimen de le isla las hace con tremendo placer y no tienen que ver con que alguien le pague o no, como a diario aducen los defensores de la llamada revolución sobre los detractores.

“El argumento de que a los que hablamos nos pagan está bien gastado, nadie me paga un medio, lo hago con enorme placer y lo seguiré haciendo”, sentenció el tunero al final de un post que compartió este sábado en su perfil de Facebook y en el que respondió a las críticas más frecuentes de las que es objeto por criticar con severidad al sistema político imperante en Cuba.

Contrario a lo que le dicen, Bruzón, actualmente residente en Estados Unidos, no considera que deba tanto a la “revolución” ni que sea quién es gracias a ella. “Es verdad que directamente nunca sufrí ni mi familia ni yo lo que han sufrido tantos cubanos, pero no por eso, conociendo lo que conozco hoy, voy a ser cómplice con mi silencio”, escribió.

“Por respeto a tantos cubanos que han perdido su vida en el mar y otras vías tratando de escapar, por respeto a tantos cubanos que han tenido que salir de Cuba buscando una vida mejor y por respeto a todos los cubanos que están dentro de Cuba sufriendo todas las consecuencias de ese sistema es que no me puedo callar.

Mientras en Cuba no exista justicia, no haya libertad ni se acepte por igual a todos los cubanos, seguiré hablando. Mientras en Cuba no haya un sistema que nos represente a todos los cubanos sea cual sea su ideología, tendrá en mí un gran crítico y no me callaré por nada ni por nadie. El que quiera seguir defendiendo aquello por ignorancia o conveniencia que lo haga, yo no lo haré”, sentencia el trebejista, campeón nacional de Cuba en varias ocasiones.

“A esa revolución le di mucho más que ella a mí, y a las personas que directamente me ayudaron en diferentes etapas de mi vida estaré siempre agradecido y a muchos les he retribuido con creces”, agregó.

Bruzón integra la selecta lista de los 100 mejores ajedrecistas del mundo. Se ha sumado al apoyo de voces opositoras al régimen cubano, victimas en la isla de arbitrariedades y abusos policiales. También ha cuestionado leyes implantadas en la isla para reforzar el totalitarismo.