La Habana y Trinidad, "ciudades creativas" según la Unesco
Las dos ciudades mencionadas también son Patrimonio de la Humanidad
La Habana
 

La Habana y Trinidad ingresaron este miércoles oficialmente a la Red de "ciudades creativas" según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Así lo informó la agencia Prensa Latina, reconociendo que son las primeras ciudades cubanas en ingresar a esta iniciativa que lleva desarrollando la organización desde 2004.

Detallaron que en el caso de La Habana, la incorporación se produjo "por su vinculación con la música", mientras que el ingreso de Trinidad se debió "gracias a la artesanía y las artes populares, categorías que se suman al diseño, el cine, la literatura, las artes digitales y la gastronomía como las consideradas por la organización".

Cabe destacar que las dos ciudades mencionadas, cuentan con el titulo de Patrimonio de la Humanidad; La Habana lo consiguió en 1982, y seis años después también Trinidad lo obtuvo.

El canciller del régimen, Bruno Rodríguez Parrilla, se alegró con la noticia.

"Declaradas #LaHabana y #Trinidad "Ciudades Creativas de la @UNESCO. Son las 2 primeras urbes de #Cuba en obtener esta condición, que reconoce que ambas sitúan la cultura y la creatividad en el centro de su estrategia de desarrollo", expresó Rodríguez Parrilla.

 

 

La Unesco anunció este miércoles la incorporación de 66 localidades a su Red, entre ellas 16 latinoamericanas y caribeñas.

"En todo el mundo, estas ciudades, cada una a su manera, están haciendo de la cultura no un accesorio, sino un pilar de su estrategia. Es una prueba de innovación política y social y una señal poderosa para las generaciones más jóvenes", afirmó la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay.

La Red de Ciudades Creativas se creó en 2004 para promover la cooperación hacia y entre las ciudades que identifiquen la creatividad como factor estratégico de desarrollo urbano sostenible.

Las 180 ciudades que actualmente forman la Red trabajan juntas hacia un objetivo común: posicionar la creatividad y las industrias culturales en el centro de su plan de desarrollo local y cooperar activamente a nivel internacional en la materia.