La Habana: Marcarán las casas de personas sospechosas de COVID-19
Esta nueva iniciativa del régimen cubano puede considerarse como discriminatoria contra los enfermos por el nuevo coronavirus, según ha alertado la Organización Mundial de la Salud (OMS)
La Habana: Marcarán las casas de personas sospechosas de COVID-19
 

Reproduce este artículo

El Consejo de Defensa Provincial (CDP) de La Habana acordó este lunes que marcarían las casas de las personas sospechas de COVID-19 para tenerlos identificados.

La nota -publicada en el periódico oficialista Tribuna- señala que las autoridades deben colocar pegatinas para identificar las viviendas que tienen personas aisladas, ya que ahora no se envían a centros para pasar la cuarentena.

El vicepresidente del CDP, Reinaldo García Zapata, explicó que la información de quienes deben ser aislados en sus casas es responsabilidad del médico de la familia, pero que también deben participar los Comités de Defensa de la Revolución, la Federación de Mujeres Cubanas y el Poder Popular.

Esta nueva iniciativa del régimen cubano puede considerarse como discriminatoria contra los enfermos por el nuevo coronavirus, según ha alertado la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En abril de este año, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, llamó la atención sobre los señalamientos del Estado a pacientes del nuevo coronavirus. 

"La estigmatización y la discriminación son inaceptables en todo momento y lugar y deben ser combatidas en todos los países. Como he dicho muchas veces, es la hora de la solidaridad, no de la estigmatización", añadió

El nuevo foco de la pandemia en Cuba es ahora la provincia de Pinar del Río. Este 20 de octubre las autoridades sanitarias reportaron 31 casos en ese territorio, el más occidental del país, de los 47 nuevos positivos en todo el país.

Este martes al amanecer aparecen retenes, cintas roja y blancos impidiendo el paso en varias zonas de Vuelta Abajo, por el repunte de casos de la COVID-19. Otras localidades están siendo fumigadas o sometidas a estrictos sistemas de aislamiento, para evitar la propagación del virus. En especial se han tomados medidas higiénico sanitarias en dos centros docentes de la zona.

Hasta el lunes 19 de octubre, la provincia reportaba unos 56 casos positivos en siete de sus once municipios. En todo el territorio, reportan las autoridades locales, le dan “seguimiento epidemiológico a unas 500 familias aisladas”. Ayer hubo un muerto a causa del virus, noticia que preocupó al gobierno local y a los pobladores.

Se encuentran ingresados en hospitales para vigilancia clínica epidemiológica 2959 pacientes en toda la isla, mientras que 478 son sospechosos de un eventual contagio y 370 son casos confirmados activos. De estos últimos, dos pacientes se reportan en estado crítico y cinco como graves.

Todos los nuevos casos son ciudadanos cubanos; 45 son contactos de casos confirmados y en dos no se conoce la fuente de infección. Unos 28 fueron asintomáticos al momento de recibir la prueba.