Habilitan en Cienfuegos una tienda para vender electrodomésticos en divisas

La tienda Venus, ubicada en Avenida 56, entre 31 y 33, Cienfuegos, fue elegida en esa ciudad del centro de Cuba para la venta de equipos electrodomésticos en moneda libremente convertible (MLC), informó este miércoles la prensa oficial.

Las ventas en divisas fueron anunciadas en Cuba como parte de las medidas del gobierno de Miguel Díaz-Canel para mitigar la aguda crisis económica que vive la isla, como consecuencia de la mala gestión gubernamental y la pérdida de fuentes de ingreso importantes como las misiones médicas y el turismo internacional. La situación política en Venezuela y las sanciones del gobierno de Estados Unidos han contribuido a la agudización de la crisis en Cuba.

En un primer momento, el gobierno solo abrió 13 tiendas de esta modalidad: 12 en La Habana y una en Santiago de Cuba. La noticia de la próxima apertura de Venus en Cienfuegos, anuncia la segunda fase de la medida.

El gerente adjunto de Cimex en esa provincia, Luis Manresa Peñalver, dijo que la tienda ofertará “split, freezer, televisores, refrigeradores de alta gama y capacidad, lavadoras automáticas, hornos, sandwicheras y microondas”.

 

 

De acuerdo con el gerente, Cimex prepara otra tienda para la venta de piezas de vehículos automotores, que ofertará “motos eléctricas, baterías, neumáticos y accesorios, unidades de moto y motores de combustión”.

Yenileysi López, jefa del grupo comercial, dijo a Granma que ya cuentan con “el personal necesario” y también han probado “las líneas para la venta por tarjeta magnética”.

En Santiago de Cuba— único territorio fuera de la capital que hasta ahora ha implementado la medida— los equipos con más demanda son los split y los freezers, informaron autoridades.

Una nota del sitio de noticias Cubadebate agrega que entre los productos más populares pudieran incluirse pronto las motorinas (motos eléctricas). El reporte asume que las “colas de espera para acceder al local de venta”— tienda La Escuadra— son una muestra de popularidad, luego de casi un mes de que comenzaran las ventas.

Clientes entrevistados aseguraron sentirse satisfechos por la oferta y la calidad de los servicios, y sugirieron incorporar otros equipos como las cocinas de horno, aspiradoras y lámparas.

Los santiagueros se quejaron de las filas para entrar a la instalación, lo cual se debe, según el reporte, a las pruebas que le hacen a los equipos para verificar su correcto funcionamiento.