Florece en Cuba mercado negro de condones ante la escasez

No se sabe por qué faltan los condones a ciencia cierta, pero lo cierto es que gracias a ello florece el mercado negro de preservativos
La escasez de condones se hace snetir en toda Cuba
 

Reproduce este artículo

Un reportaje de la revista Alma Mater se adentra en un tema de interés para los amantes cubanos: la escasez de condones en las farmacias de la isla. Después de hacer llamadas telefónicas a 106 farmacias en todo el país, comprobaron que sólo en 2 había condones.

El equipo de la revista no dice claramente por qué en estos momentos, febrero de 2020, faltan los preservativos. Lograron desentrañar las cusas del desabastecimiento en años pasados. A saber: un problema con la fecha de caducidad de los condones, que obligó a cambiarla para poder venderlos, proceso largo y demorado si se tiene en cuenta que los inventarios eran de varias decenas de millones.

Todo esto demoró la entrega en las farmacias. Pero, ¿qué pasa ahora? Algunos funcionarios de segundo nivel entrevistado por Alma Mater hablaron de “problemas con la adquisición en el extranjero” y “trabas burocráticas”, sin embargo, no entraron en detalles.


En cualquier caso, escasez no significa ausencia total. En la provincia de Sancti Spíritus llegaron algunas decenas de miles de unidades, insuficientes para cubrir la demanda, pero que al menos mantendrán felices a los clientes por unos diez días, explicaron fuentes locales. Otras provincias también recibieron entregas menores.

Ningún preservativo se fabrica en Cuba. Todos provienen de Asia, especialmente la India, Malasia y China. Los especialistas cubanos acuerdan con las empresas en esos países para producirlos en consonancia con los requerimientos nacionales.

A pesar de que Alma Mater promete otra entrega sobre los condones, aclaró que la escasez provoca un aumento de la demanda que cubre el mercado informal. Proliferan los anuncios en sitios como Revolico y Porlalivre. La caja grande de 24 cajetillas puede costar hasta 10 CUC en el mercado negro. Un condón se cotiza a 20 pesos, y una cajetilla de 3, a 50 pesos.


La caja de condones que se comercializa en las farmacias se vende a un monto subvencionado con respecto al valor que abona el país a los fabricantes, mientras que el costo de la unidad con estos vendedores alternativos lo supera con creces.

Desde diciembre pasado, la escasez de condones en la isla se volvió tema de conversación en los últimos días, pues al parecer, ni estos escapan de la llamada “situación coyuntural”. Esta crisis no es nueva, sino cíclica, pues ya a inicios de este año también habían desaparecido los preservativos del alcance de la gente.

Un reportaje de CiberCuba sobre la ausencia de este tradicional método anticonceptivo afirmó que “datos oficiales calculan que el consumo de preservativos en el país asciende a casi 6 millones de unidades mensuales, sobre todo entre los 15 y 24 años de edad”.