Opositor cubano Félix Navarro continúa en huelga de hambre


El líder del Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel, Félix Navarro está delicado de salud tras iniciar una huelga de hambre el lunes 23 de agosto en la prisión Combinado del Sur, en Matanzas, así lo confirmó un ex prisionero a la activista Regla Burunate.
Félix Navarro continúa en huelga de hambre
 

Reproduce este artículo

El líder del Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel, Félix Navarro, está delicado de salud tras iniciar una huelga de hambre el lunes 23 de agosto en la prisión Combinado del Sur, en Matanzas, así lo confirmó un ex prisionero a la activista Regla Burunate.

Burunate, esposa del también opositor Francisco Rangel Manzano contó a Radio Televisión Martí que una persona recién excarcelada le dijo que “Félix está en huelga de hambre y está muy malito”.

Navarro comenzó su ayuno luego de haber vencido al coronavirus. Su detención ocurrió tras las protestas del 11 de julio en Matanzas y su vida corre peligro en la cárcel.


La semana anterior en entrevista con Diario de Cuba, su hija la Dama de Blanco Sayli Navarro Álvarez narró los pormenores por los cuales su padre espera juicio bajo una medida cautelar de prisión preventiva en la cárcel conocida como Combinado del Sur de Matanzas.

Navarro, a sus 68 años padece de migrañas y de Diabetes Mellitus, patologías que complicarían el desenlace de una huelga de hambre en prisión, acotó el periodista y opositor Boris González Arenas en conversación con ADN Cuba.

La detención de Navarro ocurrió el lunes 12 de julio. Según narró su hija, ambos fueron a la estación de Perico, en Matanzas, con el fin de conocer sobre la situación de otros miembros del partido que habían sido arrestados el día 11: Francisco Rangel Manzano, Leylandis Puentes Vargas y Armando Abascal Serrano y Lázaro Díaz Sánchez. 

Las autoridades policiales trasladaron a Navarro a la Unidad de Operaciones de Matanzas y el El lunes 19, pasadas las diez de la noche, toca la puerta una instructora acompañada de dos policías. Venían a notificarme la medida aprobada por la fiscalía contra mi papá, que fue prisión provisional hasta el día del juicio”, contó Navarro Álvarez.

La primera llamada de Navarro ocurrió el 24 de julio, en ella informó a su familia que fue llevado al “Combinado del Sur de Matanzas, con los demás miembros del Partido. Que a él lo tenían aislado y que iba a ser trasladado al hospital militar de Matanzas por haber dado positivo a la Covid-19”.

En aislamiento Navarro precisó oxígeno y fue medicado con prednisona, azitromicina oral y luego Meronem en vena.

“Según ellos los rayos X mostraban lesiones en los pulmones y los análisis complementarios estaban alterados. Esto fue hasta el sábado 14, cuando me dijeron que estaba mejor según los indicadores”, dijo la disidente.

Ya en prisión, el pasado 17 de agosto el opositor comunicó a su familia que si no era liberado antes del 22 pues entraría en huelga de hambre.

“Me preocupa mucho por su edad, él tiene 68 años.  También por su salud, ya debilitada desde antes y ahora más por la Covid-19. Él no es partidario de las huelgas de hambre, en sus diez años de prisión solo hizo una en apoyo a otro preso político. Lo conozco, y cuando dice "es esto", su posición no varía. En 62 años [las autoridades] han dejado morir a muchas personas, entre ellos a Pedro Luis Boitel, quien da nombre a nuestro Partido, que fue dejado morir en las cárceles cubanas en 1972. Me preocupa la vida de mi padre”, indicó la cubana.

A inicios de agosto autoridades judiciales cubanas rechazaron un recurso de habeas corpus interpuesto a favor del opositor cubano Félix Navarro y otros tres disidentes, encarcelados a raíz de las protestas del 11 de julio en la provincia Matanzas.

Félix Navarro fue uno de los 75 prisioneros de la Primavera Negra en 2003. Actualmente él y José Daniel Ferrer figuran como los opositores de ese grupo que están en la cárcel a raíz de las protestas. Ambos líderes de la disidencia cubana forman parte del Consejo para la Transición Democrática en Cuba.