Opositor cubano fallece tras denuncias de falta de atención médica
Ariel Valdés García, integrante del MONR, murió este viernes luego de haber estado grave por días y no ser atendido correctamente por personal médico, según reportaron medios independientes la pasada semana
Ariel Valdés García. Captura de un video de Cubanet
 

Reproduce este artículo

El opositor cubano Ariel Valdés García, integrante del Movimiento Opositores por una Nueva República (MONR), murió este 22 de enero en La Habana luego de haber estado grave por días y no ser atendido correctamente por personal médico, según reportaron medios independientes la pasada semana.

Del deceso informó CiberCuba, medio que dijo conocer que el opositor “era considerado una excelente persona por quienes le conocían”, y que su activismo le había impedido conseguir un trabajo formal.

La pasada semana Cubanet informó que Valdés García llevaba 15 días esperando que las autoridades del municipio Playa, donde residía, le brindasen una adecuada asistencia médica. Al momento del reporte estaba en su hogar, muy enfermo, según indicaron sus propios vecinos.

“Él se encuentra en un estado crítico: tiene un hipo que no se le quita y una dermatitis crónica por la cual está lleno de llagas, por dentro y por fuera. Tiene anemia, está muriendo, el Gobierno lo está dejando morir”, denunció Marlén Alonso Parada, una de las vecinas de Valdés García, al referido medio independiente.

De acuerdo con ella, la enfermedad en la piel del opositor comenzó hace poco más de un año y por ese motivo estuvo ingresado en el Hospital Clínico Quirúrgico Joaquín Albarrán, conocido popularmente como “Clínico de 26”.

Alonso Parada, otro vecino, refirió que el médico de la familia de su zona remitió a Valdés García al hospital debido a su deteriorado estado. Sin embargo, el activista no pudo ser ingresado porque no existían camas disponibles en la institución hospitalaria.

“Dijeron que no lo podían dejar ingresado porque el hospital estaba colapsado y no tenían camas, así que lo mandaron para la casa. Eso fue hace como cinco días y a estas alturas no han hecho nada para salvarle la vida a este hombre”, dijo Parada a Cubanet.

El vecino manifestó creer que Valdés García no estaba recibiendo la atención médica adecuada “por tener ideas políticas diferentes a las del régimen cubano, y por ser un activista de derechos humanos en la Isla”. “Es por eso que el Gobierno lo está dejando morir”, sentenció antes del deceso.