Opositor cubano denuncia que más de 20 policías lo golpearon salvajemente

Según José Díaz Silva, del Movimiento Opositores por una Nueva República, los agentes incluso le quitaron la ropa para golpearlo y lo arrastraron hasta una celda
José Díaz Silva
 

Reproduce este artículo

José Díaz Silva, líder del Movimiento Opositores por una Nueva República (MONR), fue golpeado por unos 20 policías, aseguró este 7 de enero la también opositora Rosa María Payá.

“Más de 20 policías la emprendieron a golpes (contra mí en la unidad) me arrastraron más de 30 metros hasta los calabozos, me quitaron el pantalón hasta los tobillos y me golpearon”, declaró Díaz a Payá.

“En el segundo día de cerco policial contra su vivienda fue arbitrariamente detenido y golpeado varias veces por agentes de la dictadura”, agregó la líder de Cuba Decide.

Esta no es la primera vez que miembros del MONR son detenidos o acosados por las fuerzas represivas del castrismo. En agosto, la Seguridad del Estado encarceló a Díaz y a otro integrante de la organización.

De acuerdo con Lourdes Esquivel Vieyto, Dama de Blanco y esposa de Díaz Silva, el operativo tomó por sorpresa a los opositores.


“Los golpearon, a Silva lo esposaron con las manos hacia atrás para darle golpes por las costillas y luego se los llevaron en el auto de patrulla”, denunció la también activista del MONR.

El acoso contra los activistas del MONR ha ido en aumento en los últimos meses. En junio Díaz Silva denunció “un robo” perpetrado por agentes de la Seguridad del Estado en su vivienda.

En un post de Facebook del día 20 de ese mes, el opositor publicó fotos de dos presuntos agentes de la Policía política, la teniente coronel Kenia María Morales Larrea y el teniente Eduardo, “El Calienta Huevo”, a quienes calificó como “ladrones”.

De acuerdo con el opositor, el 8 de noviembre de 2019 ambos agentes “dirigieron un robo” en su casa, la sede nacional del MONR, una organización miembro de la Mesa de Unidad de Acción Democrática (MUAD).

Díaz Silva ha sido recurrentemente reprimido por el régimen cubano. A mediados de mayo el opositor fue acusado del presunto delito de “amenaza” y detenido durante seis días por la Policía de Santiago de las Vegas.