Fallece en Matanzas creador del programa infantil “Barquito de Papel”

​​​​​​​Jesús del Castillo Rodríguez, dramaturgo cubano que dio vida a personajes del popular programa infantil Barquito de Papel, murió este martes en la ciudad de Matanzas
Jesús del Castillo Rodríguez. /Foto: Captura de video. Ana Valdés Portillo. Youtube.
 

Reproduce este artículo

El dramaturgo cubano Jesús del Castillo Rodríguez, conocido por sus allegados como Chuchi, murió este martes en la ciudad de Matanzas a sus 71 años años. Del Castrillo ganó reconocimiento, entre otras cosas, por darle vida a los títeres del popular programa infantil Barquito de Papel, que transmite la Televisión Cubana.

Según el canal local TV Yumurí, donde trabajaba el dramaturgo y nació Barquito de papel, del Castillo murió apenas un día después de celebrar los 20 años de ese telecentro. “Desde horas bien tempranas, la noticia de su arribo al hospital y un posible desenlace nada halagüeño, mantenía a todos en vilo, y de golpe se hizo el silencio”, indica la nota que informó sobre su muerte.



Del Castillo se había graduado de ingeniero eléctrico en la Universidad Central de Villa Clara en 1972. Además de dramaturgo, fue guionista, narrador y director de televisión. En 1998 ganó el Premio Casa de las Américas con la pieza teatral “Pipepa”, que después fue adaptada a la televisión.

En 1996 participó en el I Concurso de Dramaturgia para Títeres, “Cien Obras para un Papalote”, y obtuvo una mención por su obra “Candilejas en el Panal”. A partir de entonces Jesús se vincula a la dramaturgia sistemáticamente. Escribe cuentos y obras de teatro para adultos, y obtiene varios premios, entre ellos el Casa de Las Américas.

 

 

El autor comenzó a trabajar en TV Yumurí en 1999 (fue fundador del canal), como escritor y director del programa infantil “Soy Feliz”, que se transmitía en cadenas nacional.

“Barquito de Papel”, que él mismo reconociera como el proyecto de su vida, se ha convertido en uno de los programas infantiles más populares de la Isla, a pesar de realizarse con pocos recursos. Sus creadores lograron posicionarlo, sobre todo entre los más pequeños, que aprendieron de geografía al tiempo que se divirtieron con las ocurrencias de los títeres de Chuchi.

Además de darle vida a los títeres de la serie, Jesús compuso las dos canciones del programa: “Barco de ilusiones” y “El rap del mar”.

“Yo hago los títeres, hago las escenografías, las pinto, las reparo, y quisiera que mi programa se mantuviera en el aire un tiempo más. Para mí sería placentero poderlo hacer; me daría vida”, había dicho el creador en una entrevista reciente.