Activista denuncia que periodista del régimen 'entrevistó' a su hijo sin su consentimiento

Por último la activista dijo: "Más vale que retiren la imagen de mi hijo de donde piensan utilizarla porque les voy a ir para arriba con una demanda. ¡Asco de dictadura!"
Activista cubana denuncia que el régimen utiliza a su hijo para campaña propagandística
 

Reproduce este artículo

La activista cubana Yanilys Sariego denunció en redes sociales que una periodista del régimen "entrevistó" a su hijo menor de edad en la Escuela Primaria "Emilia Casanova", de la provincia de Matanzas, sin ella dar su consentimiento.

Sariego explicó en Facebook que la directora del centro educacional "dio su consentimiento" para dicha entrevista, aunque no le correspondía.

"¿Ustedes (Seguridad del Estado y Directora) perdieron la noción del respeto y el peligro? ¿Quién les dio el derecho de utilizar la imagen de mi hijo para sus campañas propagandísticas? ¿Quién les dio la autorización para entrevistar a un menor de edad?", cuestionó la opositora matancera.

Por último la activista dijo: "Más vale que retiren la imagen de mi hijo de donde piensan utilizarla porque les voy a ir para arriba con una demanda. ¡Asco de dictadura!".

De acuerdo con Sariego, esta nueva acción intimidatoria se produce luego de que el 16 de septiembre pasado denunciara en sus redes sociales la existencia de desechos en los alrededores de la escuela donde estudia su hijo.

Además hizo saber que habían pintado la fachada del centro con cal, una sustancia nociva para la salud.

"Para las personas alérgicas esto es una forma de envenenamiento progresivo pues les causa reiteradas crisis. Al interior del centro el trasiego de cemento, polvo de piedra y otros materiales tampoco contribuyen a un buen ambiente y para acabar de convertir la situación en una locura, los golpes de los trabajos de construcción no dejan a los alumnos concentrarse, perjudicando el desarrollo del proceso educativo", añadió.

Más de un año bajo la represión

Sariego lleva más de un año siendo acosada por agentes de la Seguridad del Estado, desde su participación en las protestas antigubernamentales del 11 de julio de 2021 y su apoyo a a la Marcha Cívica por el Cambio de noviembre.

Fue detenida el 12 de noviembre pasado en su domicilio y permaneció presa una semana. Tras su excarcelación las autoridades le dijeron que sería procesada por los supuestos delitos de desacato y resistencia.

Posteriormente denunció en redes a uno de sus captores de Cárdenas, en  Matanzas, y el policía, con placa 14396, la amenazó con asesinarla y desaparecerla por su activismo político en contra del régimen cubano.

Sariego contó en una publicación que el oficial le había dicho: "Blanquita, te picamos en cuadritos, te desaparecemos y nadie se entera".

También fue arrestada el 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos, mientras intentaba salir de su domicilio y retenida durante cuatro horas en una estación policial.